Nave cubana de fútbol encalló en Guadalupe

Si en la última edición de la copa caribeña fueron los guadalupeños quienes nos bajaron del podio, ahora se encargaron de cortarnos el camino hacia la final

Autor:

Raiko Martín

El imbatible paso y la aspiración de reinar en el Caribe se fueron por la borda este viernes, cuando la selección cubana de fútbol cedió por 1-2 ante su similar de Guadalupe, durante una de las semifinales del torneo regional con sede en la isla de Martinica.

Si en la última edición de la copa caribeña fueron los guadalupeños quienes nos bajaron del podio, ahora se encargaron de cortarnos el camino hacia la final. Y todo en una fatídica segunda mitad, con polémica arbitral incluida.

Según el reporte divulgado por la página web del torneo, el duelo comenzó a un ritmo trepidante. Luego de varias escaramuzas, fueron los cubanos quienes estuvieron muy cerca de abrir el marcador en el minuto 25, cuando el remate de Aliannis Urgellés a la salida de un corner fue salvado sobre la línea de gol por el defensa Mocka.

Siete minutos más tarde Leonel Duarte tuvo una oportunidad similar, pero no fue hasta el 32 que la pifia del arquero rival ante un cobro de falta ejecutado por el capitán Jaine Colomé, le abrió las puertas al cabezazo goleador de Reysander Fernández.

En el complementario los dirigidos por Raúl González Triana buscaron extender su dominio, pero se encontraron con una dudosa falta en el área que al árbitro surinamés  Wijngaarde consideró penal. Corría el minuto 54 y Gregory Gendrey se encargó de nivelar el marcador.

En lo adelante los cubanos tuvieron varias oportunidades de sentenciar. Primero un tiro libre de Jaine se estrelló en el poste, y luego un cabezazo de Marcel Hernández pasó muy cerca del larguero.

La «tragedia» sucedió en el minuto 78, después que Jean Luc Lamboude batiera a Odelín Molina con cobro de falta a más de 35 metros. Entre el desconcierto hubo tiempo para nuevos intentos, pero otra falta cobrada por Jaine tocó el larguero poco antes de que un remate de cabeza de su hermano Joel terminara en las manos del arquero Bus. Fue esta la última jugada del partido, cuyo resultado puso a Guadalupe por primera vez en una final de la Copa del Caribe.

Para el elenco cubano, que en este torneo consiguió su boleto para la venidera Copa de Oro de la CONCACAF, quedará el consuelo de luchar mañana por las medallas de bronce frente al perdedor del duelo entre Jamaica y Granada, que al cierre de esta edición marchaba igualado 1-1.

Cuba: Odelin Molina; Carlos Domingo Francisco, Yenier Márquez, Yoel Colomé, Reysander Fernández; Marcel Hernández, Jaine Valencia, Sander Fernández (Adonis Ramos min. 82), Aliannis Urgelles; Armando Coroneaux (Roberto Balmaseda min. 70), Leonel Duarte (Yosniel Mesa min. 83) DT: Raúl González Triana

Guadalupe: Yohann Bus; Kevin Lacroix, Dominique Mocka (Mickael Antoine Currier min. 69), Jean Luc Lomboude, Ludovic Gotin; Gregory Gendrey, Cedric Collet (Mathias Babel min. 90), Eddy Viator, Julien Ictoi; Larry Hanany (Fabien Belson min. 60), Larry Clavier. DT: Roger Salnot

Polémica mundial

La prensa mundial recibió con  escepticismo y muchas dudas la decisión del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) de conceder la organización de las Copas del Mundo de 2018 y 2022 a Rusia y Qatar, respectivamente.

En el caso de los países derrotados en las votaciones del pasado jueves, especialmente en el caso inglés, el tono ha sido de enfado. «Trucado» titulaba en primera página el periódico The Sun, según el cual  «los rusos ya conocían el resultado» del voto de antemano. «Es una gran vergüenza. Una vergüenza para Inglaterra, una vergüenza para  el fútbol y una vergüenza para la FIFA», añadió.

En el caso español, la prensa optó por la resignación. «La FIFA se inclina por el dinero ruso», titula en un pequeño espacio de su portada el diario El País, que añade que «el dinero de los grandes magnates ligados al fútbol, como Roman Abramovich, y el aperturismo a nuevos mercados propician que Rusia organice en 2018 su primer Mundial».

En Holanda, que aspiraba al torneo de manera conjunta con Bélgica, la sensación fue similar. «Con Rusia y Qatar, la FIFA escogió garantías en oro y dinero» acusaba en su editorial el periódico popular AD.

En Estados Unidos, finalista en la carrera por hacerse con el Mundial de 2022, también se debatió la influencia de los petrodólares para atribuir un  torneo tan importante a un país tan pequeño y sin gran tradición en este  deporte.

«¿Qatar? ¿De verdad? ¿Habrá perdido el cartel de la FIFA toda su alma? ¿Es solo por el sucio dinero del petróleo?», se preguntaba el columnista del  Seattle Times, Steve Kelley. «Es pequeño, hace calor y tiene mucho dinero»,  resumió el New York Times.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.