¿Adiós, superhéroes acuáticos? - Deporte

¿Adiós, superhéroes acuáticos?

La XIV edición del Campeonato Mundial de natación que entre el 16 y 30 de julio del presente año tendrá lugar en Shangai, China, estará marcada por la prohibición de los trajes de baño a base de poliuretano hidrodinámico, vigente desde el primero de enero de 2010

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Desde que rebasó los límites del entretenimiento y se centró en la competitividad, la plena superación personal y el triunfo por encima de todo, el deporte ha implantado una máxima muy difícil de olvidar en estos tiempos de exposición de fuerza y poderío: triunfar.

Lo que una vez se inició como tributo, agradecimiento y agasajo a los dioses de antaño, con el objetivo primero de festejar en tiempos de paz, hoy trascurre en pleno apogeo bélico. Aunque se desarrolla en nombre de la concordia, ganar a toda costa es punta de lanza en cualquier contienda deportiva.

Esa ha sido también la tónica en los eventos acuáticos, especialmente en la natación. Entre el 16 y el 30 de julio del presente año se celebrará en Shangai, China, el primer Campeonato Mundial de la disciplina en la segunda década del siglo XXI.

Sin embargo, en esta ocasión el panorama se torna algo despejado para algunos, y un poco más sombrío para otros.

La edición XIV de la velocidad acuática estará marcada por la prohibición de los trajes de baño a base de poliuretano hidrodinámico, vigente desde el 1ro. de enero de 2010.

El uso de los «supertrajes» propició la caída de más de un centenar y medio de marcas. Con ellos, algunos nadadores tuvieron la posibilidad de mejorar sus registros personales y agenciarse títulos de mucho prestigio.

Para que tengan una idea, en 2009 cayeron 141 plusmarcas mundiales, 166 europeas y 153 nacionales. En cambio, un año después los números se «ahogaron» en las mismas piscinas que anteriormente fueron testigo de hazañas de superhéroes.

El llamado dopaje tecnológico, legalizado hasta hace 12 meses, puso lodo en las piscinas de hoy, pues los competidores establecieron registros que ahora son casi imposibles de mejorar, salvo por algunos privilegiados.

En 2010 solo hubo cuatro récords del mundo, únicamente dos en categoría individual y del mismo nadador, todos en curso corto. Los escenarios de 50 metros no fueron noticia el pasado año.

El héroe, esta vez sin traje especial, fue el estadounidense Ryan «el Cocodrilo» Lochte, quien fue elegido el mejor nadador de 2010 ante la ausencia de su compatriota Michael Phelps. Este último, conocido como el tiburón de Baltimore, no participó en el más reciente Campeonato Mundial de piscinas de curso corto, celebrado en Dubai.

En el teatro árabe, Lochte inauguró el listado individual de plusmarquitas mundiales después de la prohibición de los bañadores «mágicos» de poliuretano. Lo hizo en 200 y 400 metros estilos combinados, prueba que dominó con fenomenales tiempos de 1:50.08 y 3:55.50 minutos, respectivamente.

Antes, el relevo femenino chino de 4x200 libres había batido el primer récord del mundo de 2010 con crono de 7:35.94 minutos. En esa propia distancia, el equipo ruso hizo lo mismo en la final masculina con 6:49.04 minutos.

Otro excelente resultado fue el del brasileño Cesar Cielo Filho, quien implantó plusmarca para Campeonatos Mundiales de Curso Corto en el propio Dubai. Sus tiempos fueron de 20:51 segundos en la doble vuelta libre y 45:74 segundos en los 100 metros del mismo estilo.

Pero, antes de que llegara el campeonato del Medio Oriente habían pasado 11 meses de sequía. Las piscinas seguían vacías en lo que a récords mundiales se refiere y solo se bajaron algunas plusmarcas para la competencia. Parece que sí dan superpoderes esos trajecitos.

A la espera del Mundial de Shangai y los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la natación, revolucionada por completo durante los dos años anteriores por la lluvia de récords y las polémicas relacionadas a los «superbañadores», volvió a la normalidad con el regreso de los tejidos tradicionales.

¿Será el fin de las hazañas en la velocidad acuática, o vendrán nuevos superhéroes sin capa?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.