Messi vale un Mundial

El veredicto fue hecho público durante la gala que este lunes se celebró en el Palacio de Congresos de la ciudad suiza de Zurich, y sumió en la desilusión a los aficionados españoles que soñaban con un segundo Balón de Oro

Autor:

Raiko Martín

Parece que un Mundial no hace diferencias, o al menos así piensan quienes otorgaron al argentino Lionel Messi el premio Balón de Oro que le acredita como el futbolista más sobresaliente durante el pasado año.

Las predicciones apuntaban mayoritariamente hacia los españoles Xavi Hernández y Andrés Iniesta, al igual que Leo, símbolos de La Masía, esa «fábrica» de jugadores que nutre las filas del Barcelona. De allí salieron siete de los futbolistas que disputaron la final del mundial sudafricano el pasado año y conquistaron el primer título universal de España.

Pero todo lo contrario sucedió con el voto de los técnicos y capitanes de las federaciones que integran actualmente la FIFA, y los 154 periodistas del mundo elegidos para este sufragio.

Quizá los 58 goles anotados en toda la campaña inclinaron la balanza a favor del rosarino, el primer distinguido con un galardón que unificó el trofeo World Player, instituido desde hace 20 años por la FIFA, con el Balón de Oro que desde 1956 otorgaba la prestigiosa revista France Football.

Messi recibió el 22.65 por ciento de los votos emitidos, mientras Iniesta y Xavi se quedaron con el 17.36 y el 16.48 por ciento, respectivamente. El atacante de 23 años, uno de los mejores jugadores creativos de la historia, ganó el pulso en la opinión de técnicos y capitanes de selecciones nacionales, pero en cambio fue la cuarta opción para los periodistas especializados, por detrás del holandés Wesley Sneijder, Iniesta y Xavi.

De todas maneras, el astro argentino se sumó a leyendas futbolísticas como su compatriota Alfredo Di Stefano, los holandeses Johan Cruyff y Marco Van Basten, los alemanes Franz Beckenbauer y Karl Heinz Rummenigge, el inglés Kevin Keegan, el francés Michel Platini o el brasileño Ronaldo, quienes ganaron el Balón de Oro en más de una ocasión.

El veredicto fue hecho público durante la gala que este lunes se celebró en el Palacio de Congresos de la ciudad suiza de Zurich, y sumió en la desilusión a los aficionados españoles que soñaban con un segundo Balón de Oro después del conseguido por Luis Suárez, también barcelonista, en el año 1960.

El triunfo de España en el Mundial sudafricano, bajo la conducción de Xavi y gracias al decisivo gol de Iniesta frente a Holanda, así como la inclusión de ambos jugadores en la nómina del Barcelona que ganó la Liga, apuntalaban la candidatura de los ibéricos.

También les llegó el desencanto cuando el portugués José Mourinho, ahora en el banquillo del Real Madrid, acaparó el 35.92 por ciento de los votos para alzarse con el premio al estratega más sobresaliente de los últimos 12 meses.

Las opciones de Vicente del Bosque como gestor del triunfo español en el Mundial, y las del catalán Pep Guardiola como conductor de un excelso Barcelona que ha deslumbrado a medio mundo, se evaporaron ante la campaña perfecta del técnico de Setúbal, moviendo los hilos del Inter de Milán.

Al frente del club neroazurro, Mourinho consiguió una impresionante cosecha que incluyó el título en la Liga y la Copa de Italia, así como el trofeo de la Liga de Campeones, imponiéndose en la final al Bayern de Munich alemán.

No obstante, los seguidores de «La Furia Roja» se consolaron con la inclusión de seis jugadores en el equipo Ideal del Año elegido por la FIFA. Para esa formación fueron seleccionados los españoles Iker Casillas (portero), Carles Puyol y Gerard Piqué (defensas), Xavi e Iniesta (medios) y David Villa (delantero).

El equipo «perfecto» incluye también a los defensas brasileños Maicon y Lucio y al mediocampista holandés Wesley Sneijder. Mientras, Messi y el portugués Cristiano Ronaldo ocuparon las restantes plazas en el frente de ataque.

La gala de premiación de la FIFA sirvió además para distinguir por quinta ocasión a la brasileña Marta como la Mejor Futbolista del Año. En tanto, la alemana Silvia Neid fue escogida como la Mejor Entrenadora en la rama femenina.

Además, el gol anotado por el turco Hamit Altintop ante Kazajstán, en la eliminatoria hacia la Eurocopa, mereció el Premio Puskás que distingue a la anotación más espectacular de la temporada.

También el momento fue preciso para entregar el Premio Presidencial de la FIFA al arzobispo sudafricano Desmont Tutu, por «su destacado compromiso con el desarrollo juvenil en todo el  mundo y su contribución para usar el fútbol como catalizador de un cambio social positivo».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.