Yunior Estrada catapultó a Camagüey

Estrada fue el principal exponente de Camagüey, que ocupó el sitial de honor con 57 puntos. Detrás se ubicaron La Habana (56) y Ciego de Ávila (54)

Autor:

José Luis López

CIEGO DE ÁVILA.—Con una precisa fusión de fuerza y proyecciones de gran magnitud, el olímpico y mundialista Yunior Estrada (96 kg) firmó su primer título nacional de lucha grecorromana, en la última fecha del certamen que finalizó este martes en la sala Córdova Cardín.

Estrada fue el principal exponente de Camagüey, que ocupó el sitial de honor con 57 puntos. Detrás se ubicaron La Habana (56) y Ciego de Ávila (54), lo cual demuestra la paridad existente sobre el colchón.

Entre sus triunfos, Estrada sumó uno contra el titular juvenil del orbe, Yasmani Lugo, y dos frente a su coterráneo Pablo Shorey, subcampeón mundial de Moscú 2010, pero en los 84 kilogramos.

En las preliminares, Estrada superó a Shorey con pizarra de 2-1 (0-1, 1-0, 1-0). Luego, en el pleito por la corona, ganó el primer período 1-0 y el segundo por una contractura muscular de su oponente, quien no pudo continuar.

«Ya nos conocíamos bastante porque yo procedo de la división anterior, donde perdí frente a él (Shorey). Pero ya estoy bien adaptado al peso, entrené con esmero e hice las cosas correctamente sobre el colchón para terminar invicto y ganar mi primer título nacional. Espero que lleguen otros», aseveró Estrada a Juventud Rebelde.

En esta categoría, hubo medalla de bronce para el avileño Erick García, oro del pasado año, quien ahora perdió 0-2 contra Shorey. También para el espirituano Reinier Monteagudo.

Mientras, en la división de 60 kilogramos, las palmas fueron para el habanero Hamzel Meoque, quien mostró un rico repertorio de proyecciones y venció en la final 2-0 (4-0, 6-0) al holguinero Maikel Anache, bronce del pasado certamen.

Meoque ganó el período inicial gracias a una técnica de desbalance y un empuje que sacó a Anache de la zona de combate. Luego cerró con una «brutal» torsión de tres puntos, más un suplés y otro desbalance, que levantaron a todo el graderío.

Aquí, el camagüeyano Ronald Echevarría y el espirituano Gerardo Betancourt accedieron al tercer escaño.

Por su parte, el pinareño Fidel Álvarez (74 kg) derrotó por el oro al habanero Yoel Arias 2-0 (1-0, 1-0). Logró ambos puntos por sacar de la zona a su rival.

Los bronces fueron para el anfitrión Dayron Salomón y el matancero Sergio Morejón. Este último sacó del festín al santiaguero Mailin Consuegra, titular de la pasada cita.

Finalmente, el juvenil pinero Léster Guzmán fue el primer monarca cubano en los 50 kilogramos, tras imponerse en la final al también bisoño Luis Orta, de La Habana, por 2-0 (1-0, 3-0). El camagüeyano Néstor Salazar y el avileño Daniel Pérez firmaron las preseas de bronce.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.