Un piropo para Claudia - Deporte

Un piropo para Claudia

Persisten los comentarios sobre la actuación de la juvenil espirituana Claudia Casañas, titular invicta de los 59 kilogramos en el Campeonato Nacional de Lucha Libre, dirimido en Santiago de Cuba. JR conversa con esta talentosa gladiadora de solo 18 años

Autor:

José Luis López

Cuando aún se escuchan los ecos del Campeonato Nacional de Lucha Libre, dirimido en Santiago de Cuba, persisten los comentarios sobre la actuación de la juvenil espirituana Claudia Casañas, titular invicta de los 59 kilogramos.

Con solo 18 años, la talentosa gladiadora de Cabaiguán mostró sus fuertes halones y pegadas para mejorar el metal de bronce del torneo anterior, pero en 63 kilogramos.

—¿Por qué decides entrenar lucha?

—En la EIDE de mi provincia, mi matrícula era en judo, donde obtuve medallas nacionales. Pero veía a los varones que competían en lucha y comencé a simultanear ambos deportes, me embullé y desde el pasado año me quedé oficialmente en esta modalidad. En mi tierra, agradezco la ayuda del profesor Osbel Rodríguez. Ahora, en el equipo nacional juvenil, mi entrenador es Gustavo Balart, de quien he aprendido mucho.

—¿Aún te quedan rezagos del judo?

—A comienzos, me quedaba trabada e intentaba utilizar sus técnicas, pero en estos momentos, gracias a la ayuda de mis profesores, he logrado concentrarme mejor.

—¿Cómo es un día de entrenamiento?

—Hay diversas combinaciones. Coinciden la labor en el colchón, el trabajo con las pesas y las carreras en la pista.

—¿Qué debes perfeccionar en el futuro de esta nueva división?

—Debo comer menos y entrenar mucho más. Yo tengo muy buena preparación física, pero necesito mejorar el repertorio técnico y en especial fortalecer mi cuerpo para poder proyectar a mis oponentes.

—¿Cuál es tu principal arma en el combate?

—El tackle (agarre de piernas) por fuera.

—En ocasiones los padres no aprueban la lucha para una chica. ¿Ha sucedido contigo?

—Mi mamá siempre ha apoyado que yo practique estas modalidades de combate desde que comencé en el judo. Y mis amigas del barrio también. No he sentido rechazo, sino todo lo contrario.

—¿Cuál es tu gladiadora preferida?

—Yamilka del Valle, espirituana como yo y primera campeona panamericana de Cuba, quien compite en mi peso. Me hubiera gustado combatir contra ella, pero estaba lesionada.

En lo adelante, Claudia pondrá su mirada en el torneo internacional Cerro Pelado, que se disputará el mes próximo en La Habana. Sigámosla de cerca.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.