Triunfa Omara Durand en Mundial de Atletismo

La cubana llevó este miércoles el primado del orbe a 24:24 segundos en los 200 metros, clasificación T-13, y regaló así otro metal dorado al botín cubano. El récord anterior estaba en poder de la estadounidense Marla Runyan, con 24:45 segundos, registrado en Colorado, Estados Unidos, en 1995

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Las dudas comienzan a disiparse en la misma medida que engorda a golpe de oro el saco de la selección cubana que participa en el Campeonato Mundial de atletismo para ciegos, débiles visuales y limitados físico-motores, con sede en Christchurch, Nueva Zelanda.

Cuba presentó a un trío extremadamente productivo. Yunidis —la bala— Castillo, categoría T-46 (amputada del miembro superior), y Omara Durand T-13 (débil visual) ya suman tres medallas en la misma cantidad de apariciones. Si agregamos sus dos posibilidades restantes y la esperada incursión de nuestro único representante masculino, las expectativas crecen.

Durand llevó el primado del orbe a 24:24 segundos en los 200 metros T-13 este miércoles y regaló así otro metal dorado al botín cubano.

La joven de 19 años se incluyó en la final sin tiempo reconocido en la temporada, pues no participó en eventos oficiales en los últimos años. Sin embargo, consiguió el título y dejó bien claro que no fue un guiño de la suerte su reinado de los 100 y 200 metros planos en los III Juegos Mundiales de la Asociación Internacional de Deporte para Ciegos y Débiles Visuales (IBSA), en Sao Paulo 2007.

En Nueva Zelanda impuso su clase para destrozar la cota universal de la prueba. El récord, uno de los más antiguos, estaba en poder de la estadounidense Marla Runyan, con 24:45 segundos, registrado en Colorado, Estados Unidos, en 1995.

Por su parte, Castillo inauguró la bolsa antillana con sus dos medallas doradas en los 100 y 200 metros, y par de plusmarcas para el evento.

La muchacha de 23 años debutaba en la madrugada de este jueves en la prueba más exigente de la velocidad, y pudiera amanecer hoy con otra presea al cuello, hazaña que agregaría un cuarto título a la delegación de Cuba.

Pero las alegrías no deben terminar ahí. Durand está confirmada a la final directa de la vuelta al óvalo, categoría T-13, el próximo sábado, y nadie duda que aumente el peso del saco.

Además, el discóbolo Leonardo Díaz tiene previsto su debut en la justa oceánica para este viernes, por lo que el guateque criollo se extenderá algo más de lo previsto.

Con lo hecho hasta ahora, y lo que falta por hacer, las esperanzas cubanas crecen, no solo pensando en esta Copa en disputa, pues compromisos mayores aguardan. El principal objetivo de los mosqueteros cubanos son los Juegos Paralímpicos de Londres 2012.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.