Puños cubanos «sonarán» en Hungría

Dirigidos por Rolando Acebal, nueve boxeadores intervendrán desde este miércoles, en el torneo Memorial Bocskai

Autor:

José Luis López

Encabezada por el titular mundial y bronce olímpico Roniel Iglesias (64 kg), una poderosa selección cubana de nueve boxeadores intervendrá, a partir de mañana, en el torneo Memorial Bocskai, de Hungría.

Una vez más, la justa magyar será bien exigente para el equipo dirigido por Rolando Acebal, dada la notoria calidad de las ya anunciadas escuadras que cruzarán guantes allí, entre ellas Rusia.

Alberto Puig, comisionado nacional, informó a JR que la comitiva criolla también la integran varios púgiles que, a pesar de su juventud, ya poseen «horas de vuelo» en cuadriláteros foráneos. Tales son los casos del welter Carlos Banteur y el mediano Emilio Correa, medallistas de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

También fueron incluidos el mundialista Yasniel Toledo (60 kg), así como los monarcas de los Juegos Olímpicos de la Juventud, Robeisis Ramírez (52 kg) y Lenier Peró (91 kg), este último en detrimento de Osmay Acosta, subcampeón mundial y bronce olímpico.

Por cierto, en el peso de Peró, la página web de la AIBA ya notificó la participación del ruso Artur Beterbiyev, primero del orbe pero en 81 kilogramos. Y en el de Ramírez, Rusia apostó ahora a los puños de Misha Aloyan, bronce mundial.

La nómina se completa con el supercompleto Erislandi Savón, titular mundial juvenil, junto a Yosvani Veitía (49 kg), bronce del orbe entre bisoños y el subcampeón panamericano Julio César La Cruz (81 kg), quien podría enfrentarse al uzbeco Elshod Rasulov, segundo en el Mundial de Milán 2009.

En el Memorial Bocskai 2010, Cuba obtuvo un solo título por intermedio del mosca Olandi Regalado, excluido en esta ocasión.

Puig reveló además que, tras culminar este domingo el Memorial Bocskai, los pugilistas de la Isla cruzarán guantes en el torneo Strandzha, de Bulgaria, previsto del 15 al 20 próximos.

Este año, el boxeo cubano dirimirá varios eventos internacionales, entre los que destacan el Campeonato Mundial con sede en Bakú, Azerbaiján, y los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México.

Los estrategas confían en que este sea el año de la «remontada» del pugilismo antillano, en pos de mostrarse como la primera potencia que siempre ha sido en este deporte. En el 2009, solo Roniel regresó con el título del Mundial de Milán, en tanto en el 2010, la Isla encajó su primer fracaso en el Campeonato Panamericano de la disciplina, ganado por el anfitrión Ecuador.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.