Face to face entre vallas - Deporte

Face to face entre vallas

El vallista estadounidense David Oliver conversa vía correo electrónico con Juventud Rebelde, en entrevista exclusiva

Autor:

Juventud Rebelde

Desde el año 2007 un nombre se insertó en la constelación universal de los 110 metros con vallas y comenzó a escribir su propio camino a base de resultados.

David Oliver, un fornido joven de la ciudad floridana de Orlando y con llamativos resultados como parte de la Universidad de Howard, sorprendió a todos con el tercer lugar en los campeonatos nacionales de Estados Unidos al aire libre.

Luego el mundo miró hacia él tras su presea de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Los cubanos, que ya gozábamos con las medallas de Dayron Robles en esa modalidad, reparamos en Oliver poco a poco.

Con 28 años —nació el 24 de abril de 1982—, llegó a un 2010 de consagración en la palestra internacional. Ese año lanzó el mensaje definitivo de atención tras «acariciar» la cota universal de Dayron con 12:89 segundos en París, Francia, uno de sus cinco registros consecutivos por debajo de los 13 segundos.

Extrovertido y muy respetuoso de cada rival, el bachiller en Administración de Empresas y Marketing accedió a responder, en exclusiva desde Europa por la vía del correo electrónico, las preguntas de JR.

Y no hay mejor forma de llegar a este atleta que calzar los «pinchos», entrar a sus predios e insertarnos en una carrera imaginaria entre las pistas de Internet.

—Primera valla: ¿cómo llegó a esta modalidad?

—Comencé a correr a los 17 años en la secundaria de East Side, Colorado. Practicaba también fútbol americano y llegué al atletismo precisamente para perfeccionar mi velocidad, siempre con la idea de regresar al terreno.

«Estuve en salto largo y triple, pero era realmente malo en eso. Mi entrenador Michael Merrit luego me puso en las vallas y en la primera carrera gané con 17.40 segundos, así que me mantuvo en el evento y jamás volví al fútbol.

«Todo ha sido como un sueño, todavía estoy asombrado de las cosas que suceden en mi vida, nunca hubiera pensado en el 2005, cuando decidí asumir este deporte con toda seriedad, que llegaría a tal posición. Estoy muy agradecido».

—Segunda valla: ¿por qué son tan frecuentes las lesiones en los 110 c/v?

—No creo que la gente entienda el estrés físico bajo el que estamos cuando se corre tan rápido sobre obstáculos. Es muy duro mantenerse saludable y eso se ve a diario cuando muchos de los vallistas de alto nivel se detienen en la temporada por reiteradas lesiones.

«Sufrí mi propio calvario en 2009 y ahora hago todo lo que pueda para asegurarme de que no van a regresar los problemas. Estar sano es lo más importante para mí».

—Tercera valla: ¿Qué características debe tener un campeón de esta modalidad?

—Hay elementos físicos que debes tener, como pasa en cualquier deporte, pero creo que lo principal es ser receptivo. Como atleta, usted tiene que aceptar al pie de la letra lo que dice su entrenador y confiar en él todo el tiempo. También tiene que poseer un gran corazón, pues definitivamente hay un factor psicológico cuando se trata de superar los obstáculos. Mucha gente tiene miedo a este evento. Definitivamente la mente tiene que estar bien fuerte».

—Cuarta valla: ¿Se considera el mejor del mundo en la actualidad?

—Los resultados que tuve en el 2010 me pusieron en boca de todos como uno de los más grandes vallistas del mundo en este momento. No pienso en ningún momento que yo soy mejor ni mucho menos. Me encanta competir, hacerlo para ganar todas las carreras y cultivar mi talento, solo eso. De todas formas siento que ahora no pueden mencionar los 110 sin decir mi nombre, eso ya es un gran logro para mí».

—Quinta valla: ¿caerá este año el récord mundial?

—Es posible. Toda vez que uno de nosotros, los de primer nivel, como Dayron Robles, Liu Xiang o yo estemos en la pista. La posibilidad está latente porque todos somos muy buenos, con excelentes resultados, y muy competitivos. Los 12.87 pueden caer siempre que corramos juntos, porque es complicado que lo rompamos por separado. Los buenos rivales presionan».

—Sexta valla: ¿qué opina de Dayron Robles y el atletismo cubano?

—Robles es uno de los mejores en la historia de esta modalidad. Me gusta ver sus carreras y es muy buena gente fuera de la pista. La primera vez que lo vi correr fue en 2006 y ha sido bueno ver su evolución en estos años.

Él tiene a Santiago Antúnez, el mejor entrenador de vallas cortas en el mundo, y eso influye mucho en el resultado. El atletismo cubano ha hecho un gran trabajo durante años en el desarrollo de destacados saltadores de altura, triple, largo, decatletas y vallas en el pasado y el presente. Es una potencia en el mundo y seguirá siéndolo bien en el futuro».

—Séptima valla: ¿cuáles son las virtudes y los defectos que ve en Dayron Robles como corredor?

—No creo en absoluto que él tenga muchos defectos técnicos. Es uno de los más fluidos y potentes vallistas que he visto. No pongo en duda nada de lo que hace porque su entrenador sabe exactamente lo que está diciéndole y Dayron lo ejecuta a las mil maravillas. El único problema es que ha sufrido siempre una lesión en algún momento de las últimas tres temporadas, esa puede ser su única falta».

—Octava valla: ¿Cómo ve la rivalidad con Robles?

—No hay una rivalidad personal entre nosotros dos. Sin duda espero ansioso competir contra él porque sé que tengo que exigirme muchísimo si quiero ganar una carrera en la que él esté involucrado. Los dos somos competitivos y queremos ganar, pero la rivalidad solo se centra en nuestros propios carril y obstáculos. Fuera de la pista todo es espectacular».

—Novena valla: ¿cuáles son, en su opinión, los cinco mejores vallistas de la historia?

—Es muy difícil responder eso, pues hay muchos, pero los más grandes por su técnica y estabilidad en los resultados creo que son Allen Johnson, Roger Kingdom, Colin Jackson, Liu Xiang y Greg Foster».

—Última valla: ¿Le gustaría visitar Cuba?

—Me encantaría visitar La Habana. He visto fotos y parece un lugar muy hermoso. Tal vez un día pueda ir y Dayron me muestre los alrededores».

Tras esta «carrera», por supuesto que la ventaja fue abismal desde el disparo inicial, pero lo fundamental, más allá de quien llegó primero, fue el regocijo de conocer más de cerca al principal rival en la actualidad de nuestro «Lord del Guaso».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.