Ciego Ávila-Sancti Spíritus, un duelo crucial en béisbol cubano

La serie de tres juegos ante Sancti Spíritus parece crucial para los tigres si quieren mantener la ilusión de la postemporada

 

Autor:

Juventud Rebelde

El equipo de Ciego de Ávila recibe este martes la visita de Sancti Spíritus en el inicio de una serie de tres juegos que puede marcar su destino en el Campeonato Cubano de béisbol, reporta PL.

Los espirituanos parecen ahora el huésped menos deseado por el elenco que dirige el otrora estelar receptor Roger Machado, cuyo cuerpo de pitcheo dista mucho de lo que él imaginó.

Sus dos lanzadores estelares, el zurdo Maikel Folch y el derecho Vladimir García, atraviesan el peor momento de sus carreras, en tanto el resto del staff, todos de clase media, se las arreglaron para mantener al equipo a flote hasta ahora pero parecen no poder más.

Folch tuvo un inicio lamentable, que achacó a falta de entrenamiento, al extremo de convertirse en un pitcher descontrolado, muchas veces incapaz de ir más allá del primer tercio del partido.

García, quien tiene números similares en victorias y derrotas (5-5) perdió más de seis millas en su velocidad de un año a otro y en lugar de aquel tirador portentoso, con una recta superior a las 98 millas, ahora solo llega a las 90 y es presa fácil de los rivales.

Para colmo de males, Machado, quien aún confía en él como en nadie más, lo usa indistintamente como abridor y cerrador, sin mucho éxito, lo cual acabó por lastrar hasta su autoestima.

Tampoco andan muy acertados en las últimas fechas los bateadores avileños, algunos de los cuales recuperan poco a poco su paso habitual, mientras los espirituanos, como ha sido normal en los últimos años, llegan a la segunda parte de la temporada con la velocidad de un expreso.

Mientras Vladimir García, que parecía el puntal de Roger Machado, anda de capa caída, el espirituano Ismel Jiménez -en el cual casi nadie confiaba- ya acumula una decena de triunfos, el último por 1-0, para dejar a un lado todas las dudas sobre su brazo, a pesar de que aún abusa de los rompimientos.

Si Ciego de Avila no se recupera pronto pone en peligro su clasificación, justo cuando la serie está a punto de entrar en su último tercio y con varios equipos del Oriente inmersos en una batalla campal por seguir con vida más allá del juego 90.

Guantánamo, por ejemplo, a diferencia del año anterior, viene de atrás y se adueñó de la punta de la zona, en tanto Granma, muy mejorado a la defensa, comparte el segundo puesto con los avileños.

Villa Clara acecha unos juegos por detrás y Las Tunas, y junto a Santiago de Cuba hasta parecen enemigos potenciales por más que uno no tenga el palmarés del resto y que el otro carezca de un cuerpo de pitcheo como para pensar en serio en la postemporada.

Lo cierto, la serie de tres juegos ante Sancti Spíritus parece crucial para Ciego de Avila si quiere mantener la ilusión de la postemporada, porque otro descalabro podría complicar el sueño de los play off.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.