Hay que volver a empezar

Cienfuegos venció este jueves a Pinar del Río, diez carreras por seis, y niveló la semifinal occidental. También Ciego de Ávila derrotó a Granma en diez capítulos, seis carreras por cinco, y empató la semifinal oriental

Autor:

Juventud Rebelde

CIENFUEGOS.— En un partido dilatado inusitadamente por la lluvia, Cienfuegos venció anoche aquí a Pinar del Río, diez carreras por seis, y niveló la semifinal occidental del béisbol cubano.

El derecho Yosvani Torres se presentó muy flojo y permitió cuatro carreras en un santiamén. Osvaldo Arias redondeó el racimo con su jonrón de tres carreras.

Los elefantes agregaron otra en el segundo, por triple de Arruebarruena y sencillo de Lázaro Rodríguez. Ahí llegó la lluvia y el estadio se convirtió en una laguna.

No había lona para tapar el home, y cuando la trajeron llevaba rato lloviendo. Los peloteros regresaron al hotel y volvieron a las diez de la noche, porque el calendario es tan apretado que no admite interrupciones.

El terreno estaba sediento y se tragó toda el agua, ayudado por los bomberos y un gran trabajo de acondicionamiento. Hasta los aficionados se sumaron a la limpieza en su afán por continuar el juego.

De todas formas, hay que prever contingencias a la hora de planificar la agenda, porque la vida es más rica que cualquier teoría. Comenzar a jugar tan tarde en la noche no es bueno para nadie.

Al reanudarse el partido reapareció en la lomita de Cienfuegos el derecho Noelvis Entenza, quien realizó un esfuerzo doble. Iday Abreu no quiso correr riesgos, pero dígame usted si el fin justifica los medios.

No obstante, después Pinar le cayó encima a Yasmani Inzua y Alexander Quintero. Al final, Duniel Ibarra tuvo que apagar el fuego.

En la esquina opuesta, Urquiola utilizó después a su pitcheo de segunda línea, porque en definitiva consiguió el resultado que esperaba en Cienfuegos. Ahora buscará irse delante en los juegos que vienen en Pinar.

Lo cierto es que la serie está como empezó, aunque los pinareños ahora tienen ventaja de campo. ¿Mantiene usted su pronóstico?

Ciego empató con susto

Con susto, Ciego de Ávila derrotó anoche a Granma en diez capítulos, seis carreras por cinco, y empató la semifinal oriental. La victoria cristalizó por cañonazo decisivo de Ricardo Bordón frente al derecho Alain Tamayo.

El abridor de Ciego, Maikel Folch, no pasó del primer inning y otra vez Granma marcó tres carreras en un abir y cerrar de ojos. Sin embargo, los tigres descontaron enseguida por jonrón de Abdel Civil frente al derecho Alberto Soto.

En el segundo capítulo Ciego tomó las riendas del partido. Ahí anotó tres veces, después de una polémica jugada en segunda base, que debió ser doble play.

Pero el torpedero granmense estrelló el tiro en el cuerpo del corredor Osvaldo Vásquez y los árbitros no apreciaron interferencia.

Tras la discusión, que se calentó más de la cuenta, Rubén Valdés soltó un doble de línea por el jardín central y remolcó a dos compañeros. Seguidamente, Raúl González impulsó la cuarta carrera con roletazo al cuadro.

Soto escapó en el tercer episodio, pero en el cuarto toleró otra raya y fue sustituido por Alexei Alarcón. Mientras, el relevista avileño José Antonio Barroso contuvo a Granma hasta el sexto, cuando Despaigne le pegó jonrón.

Ahí Roger Machado trajo a Vladimir García, pero el supersónico entró descontrolado y permitió el empate. Sin embargo, después se compuso y caminó toda la ruta.

De tal manera, ambos equipos llegarán de la mano a Bayamo, donde tampoco debe definirse este play off. Ya veremos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.