Arrancará este sábado la gran final del béisbol cubano

Contra viento y marea, Pinar del Río y Ciego de Ávila son los finalistas. Estos equipos nunca chocaron antes en play off y eso le da un toque de misterio al duelo que se avecina

Autor:

Juventud Rebelde

CIEGO DE ÁVILA.— Tras una larga pausa, mañana arrancará por fin la gran final del béisbol cubano en su Serie de Oro. Todavía a mucha gente le parece increíble que la fiesta comience en esta ciudad, donde los aficionados llevaban años esperando el «milagro».

Contra viento y marea, Pinar del Río y Ciego de Ávila llegaron hasta aquí por méritos propios. Estos equipos nunca chocaron antes en play off y eso le da un toque de misterio al duelo que se avecina.

Pinar, instalado desde hace rato en el exclusivo pabellón de los cuatro «grandes» del béisbol cubano, tiene la historia a su favor. Sin embargo, los tigres avileños asumen el duelo como la oportunidad de su vida. Recordemos que Sancti Spíritus perdió con Holguín la final del año 2002 y nunca más ha podido acercarse al trono.

Los vueltabajeros dominan el enfrentamiento histórico en campañas nacionales —51 triunfos por 40—, aunque con la actual estructura de 90 juegos apenas van delante por una nariz (40-39). Curiosamente, hace seis temporadas que Pinar no puede ganarle la serie a los avileños, según el archivo de nuestro estadístico Benigno Daquinta. Este año empataron a tres victorias por bando.

Para colmo, los días libres previos a la final colocan a los dos bandos en igualdad de condiciones. Literalmente, es como volver a empezar.

El mentor pinareño, Alfonso Urquiola, tiene cierta tranquilidad, porque sus principales lanzadores lograron vencer a los tigres en esta propia campaña: Yosvani Torres, Vladimir Baños y Jesús Guerra firmaron los tres éxitos en la etapa preliminar. Mientras, por Ciego ganaron Maikel Folch, Yadir Rabí y José Antonio Barroso.

Por cierto, varios lectores me han preguntado si tanto Urquiola como Roger Machado están entre los manager más ganadores de por vida en el béisbol cubano. Según los números, el avileño sí, pero el pinareño no.

Sin contar los play off, Machado ocupa el tercer puesto en average (616), superado apenas por Servio Borges (689) y Jorge Fuentes (633). Aquí incluimos a quienes han dirigido en más de tres temporadas, lo mismo en series nacionales que en Selectivas, Copas Revolución o Superligas.

Ahora bien, la postemporada es otra cosa también para los mentores y Machado todavía no ha saboreado ningún título. En el mismo caso están los polémicos Víctor Mesa y Lourdes Gourriel. Revise usted las tablas adjuntas y saque sus propias conclusiones.

Urquiola no aparece en la tabla, pues sus números bajaron bastante en los dos años que estuvo al frente de Matanzas (2004-2006). En total, acumula 321 éxitos con 306 fracasos, para un buen average de 512.

En postemporada tiene 28 triunfos y 20 derrotas (583). ¿Qué me dicen?

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.