La lluvia despertó a los tigres - Deporte

La lluvia despertó a los tigres

El novato Yadir Rabí sorprendió anoche y fue uno de los protagonistas de la victoria avileña sobre Pinar del Río

Autor:

Juventud Rebelde

PINAR DEL RÍO.— Con la graduación del novato Yadir Rabí, los tigres avileños resurgieron anoche y vencieron cerradamente a Pinar del Río, tres carreras por una, en otro gran juego de pelota. Así, la final beisbolera regresa a Ciego de Ávila y aquí en Vueltabajo la gente tendrá que esperar para festejar el título.

Otra vez Ciego salió delante, aunque el zurdo Julio Alfredo Martínez solo permitió un batazo fuerte en el primer capítulo: el fly de Fiss que remolcó a Raúl González desde tercera base.

Precisamente, Fiss le pegó jonrón en el noveno episodio y lo sacó del montículo tras una gran labor. Entre un batazo y otro, el zurdo amarró a los tigres, aunque permitió una raya en el quinto, totalmente inmerecida. Ahí se abrió la hendija por un error de Donald Duarte.

Mientras, Rabí dio la cara desde la colina avileña. No deja de sorprenderme cómo un novato, que no estaba en los planes de nadie al inicio de la campaña, termina siendo el hombre «seguro» para lanzar en un play off cuando su equipo está contra las cuerdas. Son las cosas tremendas de la pelota cubana.

En la tercera entrada amagó Pinar, cuando León pegó hit y llegó a segunda por un batazo al cuadro de Castillo, tras un mar de fouls. Seguidamente Quintana soltó un cohete al jardín izquierdo, pero Civil tiró muy bien a home y enfrió al corredor.

Hubo palabras entre León y el receptor Lisdey Díaz, porque el pinareño entró fuerte, aunque sin levantar los pies, como tocaba. En la pelota no se regala nada.

En el capítulo siguiente Rusney Castillo le robó un jonrón a William Saavedra sobre las cercas del jardín derecho. Si fuera por lo que se ha visto en el terreno, este muchacho tiene los dos pies en la selección nacional.

Rabí salió de un volcán en la parte baja del sexto, cuando Castillo abrió con hit y Quintana recibió base por bolas. Ahí el derecho avileño no perdió la tabla, a pesar de que los dos últimos lanzamientos frente a Quintana eran strike en cualquier pelota.

Después dominó a Duarte, le dio un boleto a Saavedra y ponchó a Peraza con las bases llenas. Faltaba Mijaín Rivera, pero ya nadie le quitaba el cero.

Quizá Rabí no tira nada del otro mundo, pero siempre da strike y a veces con eso basta. Además, le sobra coraje.

En el noveno, Peraza le dio jonrón y Mijaín Rivera se embasó con un roletazo al cuadro. Entonces Norlis Concepción vino como emergente por Reidel Álvarez y recibió boleto.

Ahí Roger Machado no lo pensó y trajo a Yander Guevara para tirar los últimos cartuchos. El derecho ponchó con tres lanzamientos al emergente Pedro Luis Rodríguez y luego retiró a Osniel Madera, quien bateó por Reinier León.

Ahora la serie continuará el lunes en Ciego de Ávila, con ventaja mínima de 3-2 para Pinar del Río. Todavía los tigres están contra la pared, pero al menos mantienen la ilusión.

Anoche, ya en la madrugada, por fin hubo silencio en las calles de la capital pinareña. La gente estaba exhausta, pues la fiesta había comenzado por la mañana en los alrededores del estadio Capitán San Luis.

Quizá el aguacero de media hora que cayó por la tarde fue un mal augurio. ¿Qué me dicen?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.