Ganó Pinar y aumentó la leyenda - Deporte

Ganó Pinar y aumentó la leyenda

Con este título suman nueve los conquistados por equipos de la provincia pinareña en series nacionales

Autor:

Juventud Rebelde

CIEGO DE ÁVILA.— Con un feroz contraataque, Pinar del Río venció anoche a Ciego de Ávila, seis carreras por una, y se coronó campeón en la Serie de Oro del béisbol cubano. Así, resurge un equipo histórico, ahora sin muchas estrellas, como cuando aquellos Vegueros ganaron su primer campeonato en 1978.

Este lunes, ambos equipos salieron con todo al terreno del estadio José Ramón Cepero, que abrió sus puertas a las 8:30 de la mañana y se llenó antes del mediodía. Ciego recuperó a Mayito Vega y Pinar a Norlis Concepción. Pero el camarero avileño después no pudo terminar el choque.

Los tigres amenazaron con comerse al mundo en el segundo capítulo, cuando pegaron cuatro hits consecutivos, sin outs. Sin embargo, solo marcaron una raya, pues el derecho Yosvani Torres dominó a Lisdey Díaz en fly al cuadro y luego Abdel Civil bateó para doble play con las bases llenas.

En ese momento hubo un murmullo en las gradas, pues los aficionados avileños sintieron que aquello podía costar caro. Tal y como le pasó a Pinar en el quinto juego, cuando Peraza se ponchó con las bases llenas.

Pero esta vez Pinar reaccionó enseguida y sacudió al supersónico Vladimir García en la tercera entrada, con cuatro hits y tres carreras. Además, hubo un costoso error de Lisdey Díaz, quien no pudo retener el tiro a la goma de Mayito Vega. De todas formas, el derecho de Morón se escapó del volcán al dominar a Luis Alberto Valdés con las bases llenas.

La película se repitió en el siguiente episodio, cuando los pinareños marcaron por cuarta vez. De nuevo Vladimir estuvo al borde de la explosión y apenas salió a flote por un mal corrido de bases, tras el fly de sacrificio de Saavedra.

Mientras, Torres tomó un segundo aire y comenzó a sacar outs sin muchos problemas. El derecho de las Minas de Matahambre cubrió toda la ruta con ocho ponches. Así alcanzó su sexta victoria de los play off (récord) y se reafirmó como el pitcher más ganador de la temporada con 16 éxitos.

En el octavo, David Castillo desangró a los tigres con su jonrón de dos carreras. Lo demás era cuestión de tiempo.

Con este título suman nueve los conquistados por equipos de la provincia pinareña en series nacionales. Por eso muchos dicen que ha sido Vueltabajo el territorio de mejor béisbol desde los años 80 hacia acá. Al menos, ha dado figuras legendarias hasta para hacer dulces.

Muchas de ellas aportaron su granito de arena en este triunfo, desde el propio Alfonso Urquiola hasta Pedro Luis Lazo, que acompañó siempre al equipo. Basta acercarse al estadio Capitán San Luis para ver a Reinaldo Costa, Omar Ajete, Faustino Corrales, o Luis Giraldo Casanova, por solo mencionar algunos nombres.

La afición vueltabajera tuvo que esperar 13 largos años desde su última corona en la temporada de 1997-1998, también con Urquiola en el puesto de mando. De aquel equipo puede decirse que solo repite Peraza, pues ese año Norlis apenas jugó dos partidos y Juan Carlos Linares figura ahora en el cuerpo de dirección.

«El triunfo sabe diferente. Una cosa es jugar y otra ver las cosas desde el banco. Es mi primera experiencia como entrenador y estoy muy feliz», comentó Juan Carlos en medio del barullo.

«Me siento muy orgulloso de ser campeón otra vez. Aquel año salía de los juveniles y era casi un niño. Ahora tengo más responsabilidad en el equipo. No pienso retirarme todavía. Ni siquiera sé por qué la gente anda insinuando eso», dijo Peraza.

Mucho ha llovido desde que Pinar comenzó a consagrarse como uno de los cuatro grandes del béisbol cubano. Ya no están Rogelio, Casanova, Linares, o Lazo. Tampoco Pineda, ni Jorge Fuentes. Incluso, algunas figuras causaron baja de forma inesperada en los últimos años. Pero todo eso quedó atrás.

En cuanto a Ciego, esta vez llegó más lejos que nunca, pero todavía el equipo no acaba de cuajar. Vladimir García falló en su última batalla, apurado porque faltó confianza en Maikel Folch.

Al menos, los avileños ya superaron el fantasma de Villa Clara que no los dejaba vivir. Además, hay mucho futuro en atletas como Rusney Castillo, Yadir Rabí o Rubén Valdés.

Aquí la gente asimiló el mazazo de la mejor manera y hubo aplausos para el equipo local cuando se retiraba del estadio. Sin duda, la afición avileña se lució por su cortesía en estos días de play off.

En fin, la victoria de Pinar ratifica la hegemonía de Occidente en los últimos tiempos, pues antes ganaron La Habana e Industriales. Solo Santiago ha podido sacar la cara por el Oriente desde que Holguín conquistó aquel campeonato increíble en el año 2002. ¿Qué me dicen?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.