El boxeo cubano tiene «cubierta su espalda»

De ello dan muestra los talentosos chicos del Centro de Entrenamiento de Alto Rendimiento Córdova Cardín cuando el habanero Alexei Gibert terminó segundo en el peso mosca, en la concluida Copa Roberto Balado

Autor:

José Luis López

De que el boxeo cubano tiene «cubierta su espalda», dan muestra fehaciente los talentosos chicos del Centro de Entrenamiento de Alto Rendimiento (CEAR) Córdova Cardín, al este de la capital.

Recientemente concluyó la Copa Roberto Balado, donde se enrolaron diez países, incluida Cuba. Ahí, un nombre que se robó los cintillos fue el del sagaz habanero Alexei Gibert, un zurdo de solo 15 años, quien terminó segundo en el peso mosca.

Entre otros, Gibert venció al subcampeón nacional de mayores Olandy Regalado (35-22) y a Jorge Luis Cordero (17-13), subtitular juvenil. Por el oro, perdió cerradamente 28-30 con Leodán Núñez, quien efectuó cinco combates en la eliminatoria occidental del torneo nacional por equipos.

Suena el gong y empieza el «intercambio» con Gibert para los lectores de JR:

—¿Por qué y cómo te inicias en el boxeo?

—Realmente, yo comencé en béisbol como primera base. Pero mis hermanos Sergio y el jimagua Alexis sí eran boxeadores. Entonces, y ya con 12 años, me embullé y fui a un gimnasio en la localidad de El Chico, en el municipio de Boyeros, a entrenar con el profesor Osvaldo Arrechea. Así, asistí al torneo provincial 11-12 años —mis primeras peleas oficiales— y gané el oro en la división de 30 kilogramos.

«Ese resultado motivó que me captaran para la Academia de Ciudad de La Habana. Pero en varios topes de fogueo se fijó en mí el técnico Ernesto Aispurúa, entrenador jefe de la EIDE Mártires de Barbados, y me llamó para su escuadra en mi último curso 13-14 años.

«Con él participé en mis primeros Juegos Escolares, gané el título y me seleccionaron como el boxeador más técnico. Luego, el “profe” Humberto Horta me escogió para integrar la preselección nacional de cadetes».

—¿Cómo entrenas?

—De cuatro a seis de la mañana hay que entrenar el físico. Primero se corren largas distancias y cuando llegas, se hacen las de velocidad. Después toca la «sombra» (cada uno tira golpes semejando un combate). Más tarde hacemos pesas y cerramos con abdominales. Luego hay un receso para ir al guanteo entre nosotros mismos y trabajo en los aparatos, desde las diez hasta el mediodía. Por la tarde tenemos clases.

—¿Cuál es tu mejor arma en el boxeo y en qué debes mejorar?

—Siempre trato de girar para poder tirar mi gancho de izquierda en combinaciones con el swing y golpes de derecha. Pero debo superarme en las carreras largas, para tener mejor preparación física sobre el ring y exigirle más al rival.

—¿Tu principal reto?

—Un combate contra el campeón mundial y olímpico juvenil Robeisis Ramírez. Así tendría una idea más real de cómo me van las cosas, porque él sí es excelente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.