Judoca Mariset Espinosa se colgó el bronce en Gran Slam de Río

Las experimentadas Yanet Bermoy (52 kg) y Yurisleidis Lupetey (57 kg) perdieron frente a rivales de menor rango

 

Autor:

José Luis López

Tras firmar un trío de victorias y una cerrada derrota, la judoca capitalina Mariset Espinosa (63 kg) rubricó este sábado una meritoria medalla de bronce, en el Grand Slam de Río de Janeiro.

«La Mole», como se le conoce entre judoguis, fue incluida en el equipo como sustituta de la medallista de bronce mundial Yaritza Abel, recientemente lesionada. Pero no hizo quedar mal al profesor Ronaldo Veitía, tras ganar sus tres combates por ippón.

El primer triunfo lo consiguió ante la mongola Munkhzaya Tsedevsuren, a falta de 21 segundos para el final. Después solo necesitó 45 segundos para batir a la estadounidense Christal Ransom y más adelante sacó del festín a la israelí Yarden Gerbi, al minuto y 17 segundos.

Ya en semifinales, cuando la pelea iba igualada por técnica de wazari, perdió por ippón a los 4:24 minutos ante la camerunesa con nacionalidad francesa Gevrise Emane, actual monarca de Europa.

A la postre, Emane ganó el oro al batir en la final a la japonesa Kana Abe. El otro bronce fue para la holandesa Elisabeth Willeboordse.

Sin embargo, no corrieron tal suerte las más experimentadas Yanet Bermoy (52 kg), subcampeona olímpica, y Yurisleidis Lupetey (57 kg), quienes perdieron frente a rivales de menor rango.

Bermoy venció por ippón a la colombiana Yuliet Sánchez y por shido a la brasileña Andressa Fernández. Pero luego cayó una vez más contra la carioca Erika Miranda, ahora por ippón a los 2:52 minutos.

Después, Miranda venció en la final a la italiana Rosalba Forciniti.

Mientras, Lupetey cedió por yuko en su primer combate frente a otra brasileña, Ketleyn Quadros. Aquí, la rumana Corina Caprioriu se ciñó el cetro al vencer a la carioca Rafaela Silva.

En los 48 kilogramos, sin representante cubana, el triunfo correspondió a la japonesa Haruna Asami, quien fue superior a la brasileña Sarah Menezes.

Como se aprecia, en la rama femenina Brasil tuvo una jornada de ensueño y ya dio la voz de alerta para todos de cara a los venideros Juegos Panamericanos de Guadalajara.

Entre los hombres ganaron los japoneses Hirofumi Yamamoto (60 kg), Riki Nakaya (73 kg) y el ruso Musa Mogushkov (66 kg).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.