Escuadra cubana de voleibol clasifica para la final

Los criollos salieron con una disposición impresionante y lograron emerger en los momentos culminantes para ponerse delante en el marcador

Autor:

Raiko Martín

Módena, Italia.— Ni los cerca de 7 000 aficionados que coparon la sala Palanini de esta ciudad, ni la superioridad mostrada por el equipo italiano durante los tres enfrentamientos previos, fueron un problema para la victoria en tres sets que dio a la escuadra cubana la clasificación para la final de la presente Liga Mundial de voleibol. Los parciales fueron de 25-21, 25-20 y 27-25.

Conscientes de que solo el triunfo despejaría por méritos propios el camino hacia la ciudad polaca de Gdansk, los cubanos salieron con una disposición impresionante y lograron emerger en los momentos culminantes para ponerse delante en el marcador.

Esta vez no hubo tantos saques errados y primó el planteamiento táctico diseñado para asumir el duelo.

Los servicios dirigidos al líbero local Andrea Bari hicieron mucho daño, mientras el bloqueo logró una mejor agrupación frente a los potentes ataques de Cristian Savani y compañía.

Después de un comienzo algo tibio, el capitán Wilfredo León fue recuperando su habitual forma, mientras que Henry Bell —a pesar del agotamiento— volvió a erigirse como el máximo artillero en el equipo gracias a sus 19 tantos.

Otro que pareció acercarse a sus verdaderas potencialidades fue el opuesto Fernando Hernández, pues conservó la recuperación exhibida en apenas un set jugado el pasado miércoles en la ciudad de Parma, firmando ahora 12 unidades.

Del otro lado, el estratega Mauro Berruto abrió con su mejor artillería disponible, y solo después de que sus pupilos cedieran en el primer parcial decidió refrescar a su tropa élite sentando a Lazko y Saytsev. Mas la estrategia no demeritó el desempeño de los caribeños, pues solo este último y Birarelli —jugó los dos primeros sets— fueron los únicos regulares que no terminaron el partido.

Los italianos batallaron por evitar la barrida, pero otra vez el equipo cubano supo encontrar la ecuanimidad necesaria para sellar la trascendental victoria por la que tanto lucharon.

Con ese resultado el equipo se afincó en el segundo lugar de la llave con 23 unidades, superando en un punto a Bulgaria, que horas antes había caído ante Rusia en cinco sets.

Aunque aún falta la disputa de la serie entre Estados Unidos y Puerto Rico, correspondiente al grupo A del torneo, todo parece indicar que serán los serbios quienes, a pesar de escoltar a Argentina en la agrupación C, se despedirán del torneo.

Ahora el equipo cubano repondrá fuerzas antes de enrumbar la nave hacia tierras polacas, donde le esperan duras batallas en la lucha por el cetro. No obstante, su garra y entrega encontraron un gran premio y todo lo que hagan de ahora en adelante será para festejar.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.