Voleibolistas cubanos acecharon la victoria en Liga Mundial

Cuba cayó ante Brasil en cinco peleados sets (25-18, 25-21, 16-25, 30-25 y 12-15), durante el inicio de la final en la ciudad polaca de Gdansk

Autor:

Raiko Martín

Fue como morir de sed junto a la fuente. Sin embargo, nunca antes una derrota supo tan bien como la encajada este miércoles por el equipo cubano frente a Brasil, en cinco peleados sets (25-18, 25-21, 16-25, 30-25 y 12-15), durante el inicio de la final de la Liga Mundial que comenzó en la ciudad polaca de Gdansk.

No hay pecado de conformismo. Menos aún justificaciones razonables, archiconocidas por todos aquellos que seguimos los pasos de este heroico grupo lleno de ilusiones.

Sí, perdieron. Pero en medio del infortunio dieron una lección de entereza y convicción, de una madurez competitiva impensable apenas dos meses atrás, cuando emprendieron un viaje lleno de incertidumbres hacia un entorno desconocido para muchos de los integrantes de esta expedición.

No es un secreto que este equipo cubano tiene carencias. Ahora ya todos sabemos que le sobra coraje y ganas. Con un atrevimiento inaudito se plantaron nada más y nada menos que frente al campeón mundial, monarca defensor del torneo por demás, y lo zarandeó ante la mirada atónita del mundo.

El primer set fue para enmarcar. Algunos saques dirigidos buscaron neutralizar el filo de Murilo Endres, otros fueron hacia la zona de duda e hicieron vacilar hasta al mismísimo Sergio, un «monstruo» en las artes de la defensa y el recibo. Todo eso unido a la ya habitual efectividad de Wilfredo León (20 puntos) y Henry Bell (16), ahora apuntalados por la buena —y tan esperada— faena de un Fernando Hernández (17) en rol protagónico desde su posición de opuesto.

Para poner a Brasil contra las cuerdas hacía falta esto y más. Por eso los alumnos de Orlando Samuels hicieron también de la custodia de la net una cuestión de honor (13 bloqueos para punto), y como nunca antes brillaron en la defensa de campo.

Como resultado, un Bernardo Rezende al borde de la desesperación y sin armas para detener la tormenta que se le había formado sin previo aviso. Intentó en la segunda manga dar un golpe de timón moviendo algunas fichas, pero no fue hasta el tercer tramo que encontró la fórmula salvadora. O tal vez se la entregamos.

Tan impresionante fueron los desempeños en los dos primeros parciales, como nuestra capacidad de recuperación en el cuarto, después de naufragar en un mar de errores propios de un equipo construido sobre la marcha.

Entonces llegó el momento cumbre, el de apretar el gatillo para dar a la fiera el tiro de gracia. Acertado, como estuvo durante todo el juego, Yoandri Díaz le cedió el gatillo a León, pero no se pudo.

A un equipo como el brasileño, con una calidad probada en cada rincón del planeta, un envidiable fondo de armario y un engranaje bien aceitado por tantos años de hábitat en la élite, no se le puede perdonar. Ellos no nos perdonaron.

A punto estuvo la joven y sorprendente escuadra cubana de abrazar la gloria, en un «casi» que me vale —como a miles en esta isla— para pensar que, a pesar de tantos problemas, la gloria está cada vez más cerca. Tiempo al tiempo, paciencia, y sobre todo, mucha inteligencia.

Rusia pega

Poco antes del emocionante partido entre brasileños y cubanos, la también favorita escuadra rusa se apunto un triunfo sobre los vigentes campeones olímpicos de Estados Unidos por 3-1 (29-31, 25-16, 25-21, 25-22).

Mientras, en el otro grupo, Argentina conservó su notable crecimiento exhibido a lo largo de todo el torneo, al dominar a la selección de Italia también en cuatro parciales (20-25, 25-20, 25-22, 25-22). Finalmente, Polonia superó 3-2 a Bulgaria.

Para hoy están pactados los duelos Cuba-Rusia y Brasil-Estados Unidos en el grupo E, al tiempo que en la llave F serán rivales Argentina-Bulgaria y Polonia-Italia.

Cruce vital

Tras ceder por 1-3 frente a República Dominicana en el duelo que definía al semifinalista directo desde el grupo A, el equipo femenino cubano enfrenta hoy a su similar de Puerto Rico en la fase de cuartos de final de la X Copa Panamericana que se disputa en la mexicana Ciudad Juárez.

Por la otra zona avanzó por vía expedita la selección de Brasil, que con su triunfo por 3-2 sobre Estados Unidos envió a las norteñas a pelear su boleto semifinalista frente a la representación de Argentina.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.