Cubano Lázaro Borges más cerca del cielo

El pertiguista antillano superó en dos centímetros su antiguo primado local y estará en el venidero Campeonato Mundial absoluto de atletismo, en Corea del Sur

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Con un agregado intravenoso de puro helio, el mejor pertiguista cubano de todos los tiempos (a tenor con sus marcas), flotó hasta los 5,72 metros de altura y destrozó el récord nacional en la prueba del deporte rey que más cerca permite estar del cielo. El certamen español XIV Gran Premio Excelentísimo Ayuntamiento de Ávila y V Trofeo Caja de Ávila fue testigo de la proeza de Lázaro Borges, quien redondeó la tripleta dorada para la Mayor de las Antillas.

El capitalino de 25 años superó por dos centímetros su antiguo primado local y consiguió anclar en el puesto 14 del listado del año (seis hombres ostentan su misma cota y otro sexteto supera el 5,80). De esta forma, negoció in situ su presencia en el Campeonato Mundial absoluto de atletismo, con sede en Daegu, Corea del Sur, del 27 de agosto al 4 de septiembre venidero, pues la Federación Internacional exigía esa altura como marca A.

En la misma especialidad, Yarisley Silva se llevó el oro tras saltar sobre 4,55 metros. La pinareña ya tiene el registro mínimo para asistir al Mundial (4,50).

El dominio cubano en España quedó demostrado al llegar la «hora del triple salto», pues nuestro trío de susto no dejó nada para los demás competidores en pugna. El mejor exponente antillano, Alexis Copello, se amarró un par de resortes a los pies y dibujó la segunda mejor firma del año en la arena internacional, al dejar sus huellas a 17,68 metros de la plastilina.

Con ese tremendo brinco y la reciente lesión de tobillo del extraclase francés Teddy Tamgho (líder en la actual temporada con un superestirón de 17,91), su camino en la Liga de Diamante se atisba algo más despejado, y quizá hasta se le faciliten las cosas en el Campeonato Mundial.

La plata quedó ceñida a las zapatillas de Yoandri Betanzos (17,23), quien clasificó automáticamente para la justa cumbre del atletismo, al superar la marca mínima requerida. David Girat completó el saqueo antillano en el país ibérico, pues su modesto 16,95 le bastó para colgarse el bronce al cuello.

Mientras, una nueva noticia ronda en el aire de la prueba más técnica del deporte rey. Según anunciaron las autoridades catalanas, el XVII Mitin Internacional Ciutat de Barcelona pudiera acoger el próximo sábado otro electrizante duelo entre el campeón olímpico y recordista mundial de los 110 metros con vallas, Dayron Robles, y el actual regente del ludus de la especialidad, el norteamericano David Oliver (autor del registro tope de este año con 12:94).

Claro que la noticia pudiera ser una pura confabulación mediática para otorgarle más importancia al mitin barcelonés, pero de todas formas el suspense ronda. El récord registrado en ese evento está a nombre del guantanamero (12:91 días antes de su triunfo olímpico en Beijing 2008).

El Lord del Guaso debe presentarse además en las paradas 11 y 12 de la Liga de Diamante, el 29 de julio en Estocolmo, Suecia, y el 5 de agosto en Londres. En la capital británica tendrá una de sus últimas intervenciones antes de la prueba de fuego coreana.

Dayron nunca ha ganado un Mundial al aire libre, por lo que esta será su oportunidad para lograrlo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.