Dayron Robles es Rey en Londres

El guantanamero venció con su mejor marca del año (13:04 segundos). David Oliver finalizó tercero (13:19), por detrás de su compatriota Jason Richardson (13:08)

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Sin permiso previo ni la consabida autorización de la corona británica, el Lord del Guaso, el cubano Dayron Robles, canjeó su título nobiliario por el máximo estandarte de la Gran Bretaña y se proclamó monarca en tierras inglesas tras derrotar inobjetablemente este viernes al norteamericano David Oliver en los 110 metros con vallas. Ahora sí se acabó el bla bla bla.

El Crystal Palace de Londres acogía el decimosegundo episodio de la Liga de Diamante, reservando como plato fuerte el duelo entre estos dos monstruos de la velocidad con obstáculos.

Tensión, nervios, expectación y una rivalidad más que visceral clavaron al guantanamero y al norteño en los bloques de arrancada y solo 13:04 segundos después del disparo se supo quién era el rey. Esa fue la marca con que se impuso nuestro muchacho (récord para la competencia y su mejor crono de la temporada) antes de amordazar de un tirón a quienes ponían en duda su condición de amo y señor en una de las disciplinas más trepidantes del atletismo.

Oliver finalizó tercero (13:19), por detrás de su compatriota Jason Richardson (13:08), evidencia de otro mal día, pues el 28 de julio pasado tampoco pudo imponerse en la sexta carrera del circuito, celebrada en Estocolmo.

De nada le valió partir con el segundo mejor tiempo de arrancada. Debió ser toda una tortura ver cómo Dayron, penúltimo en salir de los bloques, le pasaba por el lado sin pedir permiso. ¡«La técnica es la técnica».!

Muchos en la calle, e incluso vía correo, me increpaban aludiendo a la tremenda campaña que venía dando el forzudo estadounidense (seis firmas por debajo de los 13:00 desde 2010 hasta la fecha) y cuestionaban la forma competitiva y los nervios del cubano.

Ahora, según el sitio All Athletics, el pareo entre ambos marcha 17 por 4, a favor del antillano. Diga usted quién es el mejor. Oliver solo se ha impuesto en una prueba de la Liga, pero comanda con 11 unidades. Dayron llegó a ocho y marcha segundo en el ranking del evento.

Todo queda listo para la séptima y definitoria carrera, a celebrarse en Zurich, Suiza, una fecha antes de la última fase. El próximo 8 de septiembre las opciones se simplifican en pos de un solo resultado a quien pretenda llevarse el diamante: ganar.

Saladuckha toma el mando

No era necesario invocar al espíritu de Nostradamus para dilucidar con facilidad quién sería la campeona del triple salto en Londres. Ante la ausencia de la cubana Yargelis Savigne saltaba como conejo de la chistera una certeza incuestionable: Olha Saladuckha dejaría las huellas más valiosas en la arena del Crystal Palace.

Y así fue. La ucraniana se estiró hasta los 14,80 metros en su segundo intento y dejó bien claro que la pelea por el diamante está reservada para dos mujeronas solamente, pues la kasaja Olga Rypakova ya perdió el rastro de las punteras (acumula solo cuatro rayas en el tercer escaño).

Permítanme ilustrarlos. Ahora, la del Viejo Continente lidera el ranking de la justa merced a sus 16 unidades. El cómputo lo alcanzó al ganar tres medallas de oro y una de plata en cinco asistencias. Hasta ayer, Savigne anclaba como mandamás con 14 puntos (tres metales dorados y uno plateado en cuatro presentaciones), pero con esta ausencia a la urbe londinense se veía venir el momentáneo segundo puesto.

Y digo momentáneo porque la dueña del brillante de esta edición diamantina se conocerá tras la pelea final, pactada para Bruselas, el venidero 16 de septiembre.

La vencedora en tierras belgas compilará ocho tantos y quien le siga acumulará cuatro. Como la actual diferencia es solo de dos, no habrá otra variante para nuestra campeona mundial si pretende revalidar su reinado de la primera Liga: tiene que imponer su clase y dejar la arena revuelta a la hora del adiós.

Entre lo más destacado de la jornada en Londres, resonaron dos nuevas marcas para la temporada. A primera hora, la jamaicana Kaliese Spencer impuso un más que respetable 52:79 segundos en los 400 metros con vallas. Minutos después, el joven granadino Kirani James ganó en la vuelta al óvalo (44:61).

En tanto, el jamaicano Yohan Blake se coronó en el hectómetro (9:95 segundos), aprovechando la ausencia de sus compatriotas Usain Bolt y Asafa Powell.

Esta fue la última cita de la Liga de Diamante antes del Mundial absoluto, con sede en Daegu, Corea del Sur, programado del 27 de agosto al 4 de septiembre venidero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.