Infructuoso debut cubano

De los tres judocas cubanos que debutaron, la de mejor actuación fue Dayaris Mestre (48 kg), quien este año había obtenido bronce en el Grand Slam de París

Autor:

José Luis López

Sin penas ni glorias transcurrió este martes el debut cubano en el Campeonato Mundial de Judo, que se dirime en el Palacio de los Deportes de París, cuando sus tres representantes se distanciaron sobremanera del podio de premiaciones.

De ese trío, la de mejor actuación fue Dayaris Mestre (48 kg), quien este año había obtenido bronce en el Grand Slam de la capital gala.

Según reflejó el sitio web del certamen www.ippon.org, Mestre abrió con par de éxitos al hilo. Primero se deshizo de la estadounidense Ann Shiraishi, por yuko y luego venció por wazari a Erdene Baljinnyam, de Mongolia.

Pero en el tercer combate cayó por yuko ante la favorita japonesa Haruna Asami, quien retuvo su cetro del orbe tras vencer en la final a la también nipona Tomoko Fukumi. Hubo bronces para la brasileña Sarah Menezes y la húngara Eva Csernoviczki.

Mientras, los dos varones cubanos se fueron en blanco, a pesar de haber quedado bye en los primeros pleitos. Antonio Betancourt (60 kg) perdió por ippon frente al norcoreano Jin Kym Kyong. En esta división, el uzbeco Rishod Sobirov conservó su monarquía mundial, tras vencer en la final al japonés Hiroaki Hiraoka. El azerí Ilgar Mushkiyev y el ucraniano Georgii Zantaraia culminaron terceros.

Por su parte, Ángelo Gómez (66 kg) sufrió yuko del holandés Jasper de Jong. Aquí el nipón Masashi Ebinuma fue superior en la final al brasileño Leandro Cunha. El podio se completó con los bronces del sudcoreano Jun Ho Cho y el ruso Musa Mogushkov.

Hoy, en la segunda fecha, Cuba tiene esperanzas de marcar en la casilla de las medallas, toda vez que irán al tatami las avezadas Yanet Bermoy (52 kg) y Yurisleidis Lupetey (57 kg).

Bermoy, subcampeona olímpica, abrirá su periplo en el grupo D contra la finlandesa Jaana Sundberg, de vasta experiencia por tatamis europeos. Mientras, Lupe lo hará en el B ante la mexicana Ana León, bronce en los Juegos Centroamericanos de Mayagüez 2010.

A quien sí le tocó bailar con la más fea fue a Ronald Girones (73 kg), pues debutará en el segmento D frente al intransitable japonés Hiroyuki Akimoto, actual monarca mundial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.