Ocupa Cuba el décimo lugar al cerrar la sexta fecha del Mundial de atletismo

Este jueves la martillista criolla Yipsi Moreno tratará de incluirse en su quinta final y de esa forma aportar valiosos dígitos a la causa cubana

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Ya se cumplió la sexta fecha del XIII Mundial de atletismo —exclusivamente para los que vivimos de este lado del Atlántico— y la delegación cubana ancla en el décimo escaño de la tabla por puntos, merced a una presea de plata, dos de bronce, un quinto y un octavo lugar.

Hago hincapié en nuestra posición geográfica porque en el calendario oficial de Sudcorea, esta mañana de jueves cubano es parte de la noche allá en el país anfitrión, y seis finales pactadas para hoy deben remover bastante las posiciones.

En total, la Mayor de las Antillas computa 24 unidades —antes de concluir la jornada—, todavía con posibilidades de aumentar su cosecha.

Este jueves, cuando caiga el sol, exactamente a las 9:00 p.m., hora de Cuba, nuestra estelar martillista Yipsi Moreno tratará de incluirse en su quinta final y de esa forma aportar valiosos dígitos a la causa cubana.

La camagüeyana, cuatro veces medallista del orbe (oro en Edmonton 2001 y París 2003, plata en Helsinki 2005 y Osaka 2007), tendrá un duro escollo que vencer, pues cuatro damas se encuentran mejor ubicadas en el top ten de la IAAF en 2011.

Yipsi, con un disparo de 74,46 metros, es aventajada por la alemana Kathrin Klaas (75,48), la china Wenxiu Zhang (75,65), la rusa Tatyana Lysenko (75,70) y la fenomenal alemana Betty Heidler (79,42).

Precisamente la teutona, plateada en casa propia hace 24 meses, es el ogro de esta fábula de masas voladoras. Sus cuatro marcas líderes en el ranking de la temporada así lo atestiguan.

Tampoco hay que desestimar a la campeona defensora, la polaca Anita Wlodarczyk, dueña del sexto envío más respetable del año (73,05). Nada, que la cubana deberá plantar una catapulta en el campo sudcoreano si pretende subir al podio, aunque talento y coraje le sobran. No me sorprendería una medalla, a fin de cuentas, a eso nos tiene acostumbrados.

Otras gratas sorpresas, de seguro, entrarán por las pantallas de cada televisor cubano 30 minutos después de empezado el tira-tira entre las damas, cuando nuestro equipo en el triple salto para hombres salga a revolver la arena de Daegu. Alexis Copello, Arnie David Girat y Yoandri Betanzos intentarán clavar sus pinchos bien lejos de la plastilina para asir un tique a la gran final.

Copello será el comodín en un juego de cartas sumamente complejo, pues varios saltamontes tienen bien marcado el territorio en esta prueba. El británico Phillips Idowu, vigente monarca, sale como favorito tras la ausencia del casi invencible galo Teddy Tamgho (mandamás de 2011 con un brinco de 17,91 metros). El francés también fue visitado por el duendecillo inoportuno que se ha dedicado a repartir lesiones a varios extraclases del deporte rey.

También de susto es el performance del ucraniano Sheryf El-Sheryf (segundo del actual escalafón, con 17,72).

Copello va tercero y debe tener una guerra a muerte con el de la Gran Bretaña. ¿Dará el cubano una estocada de oro? Échenle un ojo además al sueco Christian Olsson, noveno gracias a 17,29 metros.

0 metros planos con los leones de la velocidad mundial. ¿Se imaginan que caiga al lado de Usain Bolt?

Otro corre-corre se formará a las          11:10 p.m. cuando larguen las mejores exponentes de los relevos largos. El forcejeo en las cuatro vueltas al óvalo acogerá a las dos escuelas más importantes de la velocidad a nivel mundial (Estados Unidos y Jamaica). Hay nitro por todos lados.

Las muchachas de Norteamérica defenderán su título con creces, ya que dominan ampliamente este apartado. Son propietarias de los dos mejores tiempos del listado actual (3:22.92 y 3:23.17 minutos). Como era de esperar, las jamicanas les pisan la sombra (3:23.82), cuando el sol está por delante, claro está.

Las cubanas ostentan la posición número 36 (3:31.80). Por ende, la cuestión se avista bastante complicada, pero esta justa asiática nos muestra a diario que no hay nada escrito.

Entonces, dé usted por sentado que las posiciones en el Mundial continuarán moviéndose, fiel a la frase pronunciada por Galileo Galilei después de abjurar de su visión heliocéntrica del mundo ante la Santa Inquisición. Ojala que Cuba salga beneficiada en todo este vaivén.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.