El último canto de las sirenas

Cuatro cubanos han sido invitados al capítulo final en Bruselas.Entre ellos destacan la discóbola Yarelis Barrios, el triplista Alexis Copello y el pertiguista Lázaro Borges.

Autor:

Juventud Rebelde

El año 2011 transita hace buen rato por su segunda mitad. Casi llega al ocaso una temporada provista de grandes y numerosos torneos, para beneplácito de todo el globo y de Cuba entera, por supuesto. El atletismo ha estado en primera fila entre los espectáculos del músculo, robándose el show, cautivando, y hasta provocando pálpitos desenfrenados y el estallido de algún que otro miocardio a media máquina.

Pero permítanme referirme a una competición en específico, una que por su nombre y hasta por el resplandor que suscita, funge como un mítico e irresistible llamado, como aquel canto de sirenas narrado por Homero en su Odisea. En efecto, la justa en cuestión es la Liga de Diamante.

Durante todo este año, la segunda edición de la lid más «brillante» del orbe ha congregado a los mejores exponentes del campo y pista. Varios cubanos han sido invitados al prestigioso certamen, que este viernes proyecta su capítulo final en Bruselas.

Precisamente, la capital belga rodará una serie con cuatro de nuestros representantes en el reparto, algunos con roles protagónicos.

Uno de los episodios estará matizado por el estrellato de la campeona defensora y bronceada en el recién concluido Mundial de atletismo, la cubana Yarelis Barrios. La discóbola pinareña ancla segunda en el ranking de la competencia, merced a diez unidades, y debe tener una dura porfía con la germana Nadine Muller, subtitular en Daegu, quien comanda la Liga con 11 puntos. Nada, habrá que andar con la cabeza bajo tierra como un avestruz, pues los discos volarán a diestra y siniestra.

Veremos entonces si adornamos las vitrinas de la joyería antillana con una segunda gema. Ya Dayron Robles, desandando 110 metros con vallas, aportó el primer diamante hace cinco días.

Otro con posibilidades de conseguir un buen papel es el triplista Alexis Copello. El santiaguero es tercero (siete puntos), y aunque no tiene a su alcance el primer puesto debido a la lejanía del mandamás, el británico Phillips Idowu (18), sí debe usurparle el segundo escaño al galo Teddy Tamgho (8). A Copello le será más fácil reeditar su actuación de la pasada Liga porque el extraclase francés no «arenizará» en el tanque belga, producto de una lesión.

Otra que brincará tres pasos después de la plastilina será Mabel Gay, cuarta en Daegu. La cubanita sacará la cara por nuestra delegación, pues su compatriota Yargelis Savigne no puede defender su corona después de salir lesionada en la cita cumbre del deporte rey. En esta prueba se impone el favoritismo de la ucraniana Olha Saladkuha, campeona mundial y líder de la justa diamantina con 16 unidades.

Igualmente saltando, esta vez hacia arriba y cambiando la potencia de las piernas por la ayuda de un implemento, descuella una nueva figura al más alto nivel. Sin dudas, más de cuatro bocas de los cinco continentes siguen abiertas, pidiendo sutura para acomodar las mandíbulas descompuestas después de la hombrada del pertiguista habanero Lázaro Borges. Una medalla de plata en el Mundial de Sudcorea y su tremenda lucha por el primer puesto, le dieron trabajo a algún que otro cirujano  maxilofacial.

El capitalino, sexto con dos rayas en el escalafón, pudiera colarse en el podio de premiaciones de la urbe europea y de paso escalar hasta un tercer lugar del listado general. ¿Seguirá asombrando con su explosivo rendimiento?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.