Real Madrid gana vestido de rojo

Habían transcurrido 38 años desde la última ocasión en que el club de Chamartín se vistió con el pasional color. Con esa indumentaria nunca habían celebrado un gol

Autor:

Raiko Martín

Tanta diferencia hay entre el blanco y el rojo, como entre el Real Madrid que goleó en el inicio del torneo español y el que este miércoles sometió por la mínima a un modesto Dínamo de Zagreb en la Liga de Campeones.

Habían transcurrido 38 años desde la última ocasión –antes lo hizo dos veces- que el club de Chamartín se había enfundado en el pasional color con el que nunca habían celebrado un gol. Y esta vez sucedió gracias a una de las pocas conexiones que el equipo «merengue» pudo hilvanar en el área croata antes de que Di María dictara la sentencia definitiva.

Los locales se habían convertido durante 52 minutos en un verdadero incordio para los de Mourinho, quien purgaba en la grada la más reciente sanción de su polémica trayectoria. Desde allí vio como su equipo se atascaba una y otra vez, porque Özil no andaba fino y el resto de sus afilados artilleros, salvo Benzema, repetían el «pecado individual» que no encontró redención ante las buenas manos del arquero Kelava.

Tampoco en defensa el Madrid hacía gala de virtuosismos ante un equipo correoso, y que a la media hora estuvo muy cerca de asustar. Si no lo hizo fue por el temple de Casillas, quien le ganó a Rukavina un mano a mano que llegaba con malas pintas.

Las cosas fueron a peor para el club español cuando Marcelo se ganó la segunda amarilla jugando al teatro en el área rival. Ya entonces en el banquillo blanco no se pensaba en otra cosa que en los tres puntos, blindados con las entradas de Lass y Arbeloa.

Intentaron los locales apretar hasta el mismísimo pitazo final, mas todo quedó en deseos porque aún con inferioridad mediante, entre estos rivales existen muchas diferencias.

No se sabe cuando volverá el Madrid a repetir su más reciente indumentaria, pero para liderar el grupo D y luego conquistar su décima «Champions», el equipo blanco necesitará teñirse con un fútbol de muchos más colores.

En el otro resultado correspondiente a esta llave D, el Olympique de Lyon francés y el Ajax holandés establecieron la igualdad sin daños.

Estreno con sorpresa

La gran sorpresa de la primera jornada de la Liga de Campeones llegó desde el mítico estadio de San Siro. Allí el local Inter de Milán cayó derrotado por 0-1 ante el menos rankeado   turco, y quedó a la zaga del grupo B después del empate 2-2 entre el Lille francés y el CSKA Moscú ruso.

En el apartado A, el Bayern de Munich alemán tomó la delantera con su 2-0 sobre el Villarreal español, toda vez que el Manchester City inglés y el Nápoles italiano no pasaron de un empate 1-1.

También firmaron las paces con un gol por bando el Manchester United inglés y el Benfica luso en el segmento C, que vio el triunfo del Basilea suizo sobre el Otelul Galati con pizarra de 2-1. (R.M.)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.