Cuba barre en la ruta del ciclismo panamericano

La jovencita de 18 años Arlenis Sierra sorprendió con su medalla de oro, mientras Yumari González quedó en plata y Yudelmis Domínguez capturó el bronce

Autor:

Yurisander Guevara

GUADALAJARA.— «¡Viene la cubana Sierra… y pasó! ¡Cuba es también segunda y tercera, señoras y señores!», anunció el animador en Arcos Vallarta, punto final de la carrera femenina de ruta que culminó este sábado con una tripleta inédita. Arlenis Sierra, Yumari González y Yudelmis Domínguez ocuparon los puestos de honor, por ese orden.

La carrera, pactada a 80 kilómetros en el circuito trazado para estos Juegos Panamericanos, fue lenta en el inicio, acaso porque las 33 corredoras involucradas reservaban fuerzas para el final. Incluso, la comisaria principal, Louise Lalonde, de Canadá, amenazó con suspender la carrera si las corredoras no apretaban el paso, algo que los periodistas escuchamos con asombro.

Así, al iniciarse la cuarta vuelta, las muchachas aumentaron el ritmo. Yudelmis y Arlenis habían pasado en una ocasión como punteras, pero había que esperar al final.

Llegó entonces la última parte de la carrera, y vimos cómo Arlenis impulsó su bicicleta para escaparse del pelotón. La ventaja fue de 30 segundos, luego de 45, pero a medida que se acercaban a la meta, comenzó a disminuir.

A dos kilómetros solo la separaban del pelotón 14 segundos. Pero Arlenis apretó, se mantuvo fuerte en la delantera y el gran trabajo de contención desplegado por Yumari y Yudelmis posibilitaron que la joven granmense de solo 18 años cruzara la meta con un tiempo de 2:18.10 horas. Trece segundos más tarde, entraron sonrientes las otras dos criollas.

«Estoy muy emocionada. Sabía que podía obtener una medalla, pero ganar era una meta bien difícil. Espero que mi familia esté tan contenta como yo. Quiero dedicarle el título a mi entrenador y mis compañeras», afirmó la campeona.

Yumari González, quien obtuvo su séptimo pergamino panamericano (plata esta vez), aseguró sentirse muy contenta, pues no esperaba que pudieran colmar el podio.

Feliz estaba también Yudelmis Domínguez. La medalla de bronce fue su segunda en estos panamericanos, tras obtener plata en la persecución por equipos.

Sería imposible este resultado sin el cerebro de Leonel Álvarez, entrenador de las muchachas. «Nunca nos había salido tan bien la táctica de carrera. Arlenis sabía que no podía trabajar con nadie a su lado, tenía que escaparse. Así lo hizo, las demás controlaron, y ahí tienes las medallas», dijo.

Con este resultado, Cuba registró un récord en la historia de los Juegos Panamericanos al acaparar las medallas de oro, plata y bronce, algo inédito en la ruta para damas. Esta marca es solo posible en las pruebas de ruta, en uno y otro sexos, pues es el único deporte donde cada país puede presentar más de dos atletas que aspiren a medallas.

Asimismo, mantuvimos la hegemonía continental sobre la carretera, alcanzada en 2003 con Yoanka González y mantenida luego por Yumari en Río de Janeiro hace cuatro años.

Aún faltaban más medallas para los cubanos, pues en la lid masculina Arnold Alcolea obtuvo la presea de bronce. El santiaguero terminó con tiempo de 3:41.48 horas, a cinco segundos Marc de Maar, de Antillas Holandesas (oro), y del venezolano Miguel Abeto (plata).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.