Yoelmis plantó bandera

Yoelmis Hernández sacó la cara por Cuba en el Campeonato Mundial de levantamiento de pesas, con un envión de bronce en la división de 85 kilogramos

 

Autor:

Raiko Martín

Corría el riesgo la escuadra cubana de irse en blanco durante el presente Campeonato Mundial de levantamiento de pesas, con sede en París, pero este viernes apareció Yoelmis Hernández y ahuyentó los fantasmas con un envión de bronce en la división de 85 kilogramos.

Uno a uno habían transitado los levantadores de la Mayor de las Antillas sin fortuna sobre la plataforma parisina. Y al comenzar las acciones este viernes la suerte no parecía muy distinta, pues Yoelmis finalizó con un discreto arranque de 155 kilogramos (falló par de veces con 160).

Pero como se esperaba, en el envión llegarían las emociones, aunque en ese movimiento el cubano tampoco estuvo muy fino.

Primero se puso al frente con un levantamiento de 205 kilos, pero vio como el iraní Kianoush Rostami llegaba a 209 y el local Benjamin Hennequin alzaba uno menos. Entonces Yoelmis se lanzó en busca del cetro y pidió 210 kilos en la palanqueta que nunca pudieron ser alzados con validez.

Por fortuna, el alemán Tom Schwarzabach también había levantado 205 kilos en el grupo B, pero con mayor peso corporal que el cubano.

En resumen, el iraní Rostami sumó a su título en envión el mejor total con 382 kilos, y fue tercero en el arranque con 173 kilos. En ese movimiento inicial brillaron los 178 kilogramos conseguidos por el bielorruso Andrei Ryvakov —compitiendo desde el grupo B—, y con el metal plateado fueron premiados los 174 kilos del polaco Adrian Zielinski, quien además logró el tercer mejor acumulado con dos kilos menos que los 378 cosechados por el representante galo.

Al final, la suma de 360 kilogramos archivada por Yoelmis le abrió las puertas del noveno escaño de la categoría en la que se presentaron 53 concursantes. Y aunque no pudo igualar el subtítulo conseguido en esa modalidad en el pasado mundial, regresa con el mérito de ser el único medallista cubano.

Con ese resultado la dotación antillana sumó importantes puntos en su aspiración de incluirse entre las naciones con derecho a llevar seis hombres a los próximos Juegos Olímpicos de Londres 2012.

A esa causa no pudo aportar nada Javier Vanegas, quien compitió durante el cierre de la jornada en el grupo B correspondiente a la división de 94 kilogramos. El criollo falló sus tres arranques con un peso de 170 kilos y luego no se presentó a la prueba de envión.

Así cerró la halterofilia cubana en el torneo, despidiéndose con al menos una medalla, como en las cinco ediciones precedentes.

Para hoy está previsto cerrar el concurso en esa división, y se disputarán los premios de la categoría de 105 kilogramos. Mañana se celebrará la última jornada de la cita universal, y solo entonces quedarán claras las cuentas y sabremos cuántos levantadores cubanos pudieran demostrar su fuerza a los pies del Big Ben.

 

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.