Crece la cosecha de Cuba en Juegos Parapanamericanos

Los antillanos sumaron dos preseas de oro, una de plata y dos de bronce en la segunda jornada. Omara Durand venció en los 400 metros para damas y el nadador Yunerki Ortega ganó en los 50 metros libres categoría S11

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Cuba sumó este lunes dos preseas de oro, una de plata y dos de bronce en la segunda jornada competitiva de los IV Juegos Parapanamericanos, con asiento en la ciudad mexicana de Guadalajara. Así, aumentó la cosecha iniciada el domingo y que ahora ubica a la Mayor de las Antillas en el séptimo puesto del medallero general por naciones (3-1-3).

Una vez más, el deporte rey engordó el saco cubano, pues la bicampeona y recordista mundial en la categoría T-13 (débil visual), Omara Durand, ratificó su condición de favorita al imponerse en los 400 metros para damas y estampar un soberbio crono continental de 56.88 segundos. De esta forma dejó bien atrás a las brasileñas Joana Helena Silva (1.03,37) y Viviane Soares (1.06,14).

El otro título emergió mojado, pues el nadador Yunerki Ortega ganó en los 50 metros libres categoría S11 (ciego). En tanto, Julio Soria (S13, débil visual profundo) alcanzó la plata en la misma distancia.

El primer bronce llegó desde el potente y multifacético brazo de Leonardo Díaz (F54-56, silla de ruedas), en una prueba que no es su fuerte, pero en la que igualmente descuella: el lanzamiento de la bala.

Leonardo llevó el artefacto hasta los 10,55 metros, viendo cómo el norteamericano Scott Winkler (F55) subía a lo más alto del podio con 11,00. La plata fue para el mexicano Alain Efraín Quiñones (8,36), quien a pesar de tirar menos que el cubano recibió mayor gloria por estar clasificado como F54.

El granmense es el vigente campeón paralímpico y del orbe en lanzamiento del disco, disciplina en la que saldrá a brillar mañana. Franklin Oquendo se llevó el otro metal bronceado de la jornada, también en el disco, pero en la categoría F37-38 (afectado de miembro superior). Su disparo fue  de 38,29 metros.

Cuba ancló en el quinto escaño en México 1999, cuando se disputó la primera edición de estos Juegos. En esa ocasión compiló 44 medallas (18-19-7). Cuatro años después, en Mar del Plata, terminó en el undécimo lugar (2-3-2).

La primera vez que esta cita de América para personas con alguna discapacidad fue disputada en la misma sede de los Panamericanos (Río de Janeiro 2007), los cubanos regresaron al quinto puesto, merced a 28 títulos, 21 preseas plateadas y 11 de bronce.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.