Lanzador cubano Norge Luis Vera mejora dentro de su gravedad

El lanzador antillano muestra una evolución «bastante favorable» aunque su estado sigue «muy grave» tras el trauma craneoencefálico que sufrió durante un accidente de tránsito, dijo la especialista Marjoris Piñera

Autor:

Juventud Rebelde

El estelar lanzador cubano Norge Luis Vera ha mostrado una evolución «bastante favorable» aunque su estado sigue «muy grave» tras el trauma craneoencefálico que sufrió durante un accidente de tránsito, informó una doctora que le asiste a la prensa local.

La especialista Marjoris Piñera dijo a la televisión estatal que Vera amaneció este lunes «tranquilo» desde el punto de vista neurológico, sin «ninguna dificultad» tras retirarle los equipos de ventilación artificial y que sus parámetros vitales se observan «dentro de límites normales».

Vera, uno de los mejores lanzadores cubanos de todos los tiempos, se encuentra en un hospital de la ciudad oriental de Santiago de Cuba.

«Hemos podido comprobar que mantiene un nivel de conciencia lúcido», agregó la doctora Piñera. La doctora precisó que el lanzador evoluciona «de manera favorable», 72 horas después del accidente.

Vera, de 40 años, sufrió un trauma craneoencefálico severo y fracturas en un brazo y cadera el pasado jueves al ser impactado su automóvil por un camión en un tramo de la autopista de Santiago de Cuba.

El pelotero, que anunció su retirada oficial en septiembre pasado, nació el 3 de agosto de 1971 en Siboney, un pueblo de la provincia de Santiago de Cuba.

Durante su exitosa carrera deportiva participó en 17 Series Nacionales, en las que alcanzó 176 victorias y 68 derrotas. Fijó el segundo mejor promedio (.721) en la historia del campeonato y está considerado como uno de los mejores lanzadores que ha dado Cuba.

Como integrante del equipo nacional durante varios años registró récord de 23-2 con 1.55 de efectividad, fue campeón olímpico en Atenas 2004. Además, subcampeón en Sydney 2000 y Pekín 2008, además tres veces campeón mundial.

También se desempeñó como ‘pitcher’ en tres campeonatos mundiales y varias copas del mundo en las cuales su equipo siempre estuvo entre los medallistas.

En el II Clásico Mundial de Béisbol 2009 logró dos victorias sin derrota y 1.69 carreras limpias por juego. La consagración de Vera comenzó en 1999, cuando lanzó en siete entradas y retiró a 20 de los primeros 22 bateadores que enfrentó en el Camden Yard de Baltimore, durante un juego de exhibición entre la selección antillana y los Orioles de Grandes Ligas.

Tomado de CubaDebate

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.