Piquet se robó el show

Gilberto Piquet (84 kg) se robó el show al rubricar este viernes un sorpresivo título en la jornada inicial del Torneo Nacional de Lucha Grecorromana

Autor:

José Luis López

CAMAGÜEY.— Muy aguerrido, con letales torcidas y supplés, Gilberto Piquet (84 kg) se robó el show al rubricar este viernes un sorpresivo título en la jornada inicial del Torneo Nacional de Lucha Grecorromana, con sede en la sala Rafael Fortún, de esta capital.

Ni una pitonisa griega lo hubiese imaginado, porque en esta división debía presentarse el subcampeón mundial Pablo Shorey —competirá hoy en 96 kg—, así como Alán Vera y Alain Oliveros, monarca y subtitular en la pasada edición, respectivamente, cuando Piquet terminó con bronce.

Pero este «guapetón» gladiador de 22 años no creyó en ninguno. En cuartos de final, venció 2-1 al santiaguero Vera. En el primer período, le ganó por superioridad técnica con par de proyecciones de gran magnitud, pero cayó 0-1 en el segundo. Con el pleito igualado, logró marcar el punto decisivo en el tercero.

En pos del oro, superó 2-0 al agramontino Oliveros, a quien le endosó en el período inicial una apoteósica virada que le dio tres puntos, mientras en el segundo lo pegó al colchón, tras fructificar una acción de tackle al tronco, dejándose caer hacia atrás.

«Para este torneo llegué a entrenar de cuatro a cinco veces al día. Mi estrategia contra ambos (Vera y Oliveros) era tratar de buscar un punto en la lucha de pie, porque ellos son muy fuertes y no los podía vencer abajo. Ahora seguiré esforzándome para ver si me escogen de cara al torneo panamericano (marzo, en Florida), clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Londres», aseguró Piquet a JR.

Mientras, el campeón panamericano Gustavo Balart (55 kg) venció en la final por 2-1 (0-1, 1-0, 1-0) a Magdiel Hidalgo y tomó desquite de la versión anterior. El cerrado marcador no puede traducirse por apatía sobre el colchón. Todo lo contrario, pues ambos halaron con fuerza.

Con la pelea empatada, al avileño Hidalgo le tocó escoger en el clinch del período conclusivo. Y decidió quedarse abajo. Pero el santiaguero Balart consiguió un fuerte agarre y le anexó proyección con desbalance para el punto final.

Las dos restantes coronas de esta fecha fueron al aval del juvenil santiaguero Miguel Martínez (66 kg) y del multicampeón mundial y titular olímpico Mijaín López (120 kg).

Por el oro, Martínez batió 2-1 (1-0, 0-1, 4-0) al también bisoño Reinier Bretones, de Granma. ¿Y Mijaín? Bien, gracias… Si a sus experimentados rivales foráneos les cuesta trabajo marcarle puntos técnicos, era casi «cantado» que aquí tampoco los iba a recibir. Por el título, venció 2-0 (3-0, 2-0) al matancero Yasmani Acosta.

Hoy, en la jornada conclusiva, se dirimirán las medallas en 50, 60, 74 y 96 kilogramos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.