Noventa minutos que paralizan el mundo

El próximo miércoles «merengues» y «culés» jugarán en el estadio Santiago Bernabéu el encuentro de ida en los cuartos de final de la Copa del Rey

Autor:

Armando Franco

Este miércoles fanáticos y hasta escépticos del deporte estarán pendientes de un nuevo clásico del fútbol español entre el Real Madrid y el Barcelona, rivales en la fase de cuartos de final de la Copa del Rey.

A la rivalidad histórica de los enfrentamientos entre merengues y azulgranas, se le ha agregado como condimentos la disputa entre sus estrategas. Pero más allá del duelo entre el mediático Mourinho y el exitoso Guardiola, está el encuentro cara a cara de Messi con Cristiano Ronaldo —sin dudas los mejores jugadores del momento—, aspectos que convierten el partido en todo un espectáculo que trasciende las fronteras deportivas.

El mítico estadio Santiago Bernabeu de la capital española acogerá un desafío al que ninguno de los equipos asiste en su mejor momento. Luego del receso navideño a ambos les ha faltado el vistoso y armado juego. No obstante, han cosechado resultados positivos, con excepción del empate del Barça ante el Espanyol que le alejó de sus rivales en la cima del escalafón de la liga ibérica

En el banquillo blanco se notarán las significativas bajas del lesionado Khedira y el sancionado Arbeloa. Además, las incógnitas sobre la presencia de Di María Y Pepe, convocados aun sin terminar la recuperación de sus respectivas lesiones, sería un contratiempo de difícil solución, a pesar de las posibles estrategias que, a decir del técnico luso, siempre tiene bajo la manga.

Por su parte, los catalanes prescindirán  de los lesionados de larga duración Villa, Afellay y Fontàs, además de Keita, quien participa con Malí en la Copa de África. En el apartado de las «dudas» está Pedro, pues el delantero  arrastra algunas molestias.

El anterior largometraje de 90 minutos entre ellos tuvo un Madrid con ansias de protagonismo que dejó esfumar todas sus fuerzas en una temprana escena y más tarde cedió  la pantalla a un  Barcelona. Y al final, los culés les recetaron otra dosis de buen fútbol que sirvió para el único tropiezo de los merengues en las primeras 23 fechas del calendario.

Los merengues se proclamaron campeones de la última edición de la Copa del Rey el pasado año en Mestalla, cuando la testa de CR7, en una de sus pocas apariciones relevantes durante los nueve clásicos en los que ha participado, provocó la única anotación que definió el encuentro en tiempo extra. El resto de los galardones disputados después del triunfo madridista correspondieron al Barcelona, monarca de la Liga de Campeones, de la temporada española, y recientemente del Mundial de Clubes.

Como toda eliminatoria serán 180 minutos repartidos en duelos de ida y vuelta, en los que se tomarán precauciones para no fracasar en la primera aventura. El derrotado recibirá el contundente golpe anímico y el vencedor estará más cerca de asumir como favorito la semifinal ante el que salga airoso de la serie Valencia-Levante.

Las expectativas abundan. ¿Qué pasará? Muy pocos se atreven a pronosticar. ¿Despertará CR7 frente al Barcelona? ¿Otra vez Messi marcará la diferencia? El inminente partido nos dará las respuestas.

Posibles alineaciones

REAL MADRID: Casillas; Coentrao, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Lass Diarra, Xabi Alonso; Callejón, Özil, Cristiano Ronaldo; Benzema.

FC BARCELONA: Pinto; Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Busquets, Xavi, Cesc; Alexis, Messi e Iniesta.

ÁRBITRO: Muñiz Fernández (Colegio Asturiano)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.