Antes que el techo se caiga

La XXX edición de los Juegos Olímpicos, con sede en Londres, será el plato fuerte de este año

Autor:

Abdul Nasser Thabet

El 2012 recién comienza, y amén de la verosimilitud o incredibilidad de las predicciones mayas, los cinco continentes aguardan —antes que se acabe el mundo— por el evento más importante de la actividad deportiva. La XXX edición de los Juegos Olímpicos, con sede en Londres, será el plato fuerte de este año, pero previo a la llegada del apoteósico final vaticinado por la ancestral cultura americana, hasta los monjes tibetanos se deleitarán con otras justas de importancia e igual de esperadas, en las que por supuesto, habrá protagonismo cubano.

El atletismo otra vez acaparará titulares, y aún con la tinta fresca después de mucho tira y corre en el pasado Campeonato Mundial al aire libre, acaecido en Daegu, Corea del Sur, el campo y pista volverá a echar candela con la celebración de su XV cita universal bajo techo, con sede en Estambul, Turquía, del 9 al 11 de marzo. Antes de ese compromiso ya está confirmada la presencia de varias de nuestras principales figuras en la gira europea de invierno.

Unos 15 atletas se alistan en La Habana y el debut estará a cargo del subcampeón mundial y as panamericano en salto con pértiga, Lázaro Borges, anunciado para romper hostilidades el 5 de febrero en Moscú, Rusia.

Nuevamente el vallista corto Dayron Robles y la triplista Yargelis Savigne estarán en el candelero público, y aunque la esperada competición en escenario techado no reviste igual magnificencia que su homóloga a cielo abierto, sus actuaciones deben ser un flachazo —esperemos que halagüeño— de la novela a pasarse en tierras británicas.

En la lid precedente bajo techo, celebrada hace 21 meses en suelo qatarí, nuestro campeón olímpico y recordista planetario en los 110 metros con vallas implantó plusmarca para la competencia al estampar un soberbio crono de 7,34 segundos. Ese fue el único título para Cuba, ubicada en el tercer lugar por países con otras cuatro preseas (tres de plata y una de bronce). La Isla sumó 47 puntos aportados por nueve finalistas entre sus 13 competidores.

Sin embargo, los relojes conspiraron para favorecer al cubano (dueño del segundo mejor tiempo de la historia) en otra ocasión, pues Dusseldorf fue testigo de un electrizante 7,33, firmado el 8 de febrero de 2008.

El único hombre con un crono inferior al de Robles es el mítico británico Colin Jackson (7,30), poseedor de una corona y tres subtítulos bajo capota.

Los tres segundos lugares de la Mayor de las Antillas en 2010 correspondieron a Yargelis Savigne (14.86 metros), junto al también triplista Yoandri Betanzos (17.69) y el cuatrocentista William Collazo (46,31 segundos). En tanto, Arnie David Girat negoció el bronce (17.36) a tres pasos de la plastilina.

Hablando del triple, otra vez serán las chicas y chicos de arena los encargados de levantar los castillos más grandes en la playa turca. Veremos si ahora cae el oro, pues aunque tradicionalmente han copado los podios, Savigne ha sido la única capaz de asir una corona en el sigo XXI (Valencia 2008). Ese año Girat volvió a romancear con el tono plateado, evidenciando su condición de mejor atleta masculino cubano de la actualidad en dicha especialidad, pero sin la esperada victoria. ¿Será esta su oportunidad?

El otro con la gracia de saborear un primer lugar bajo techo fue Yoel García (París 1997) y no parece que los nuestros —salvo que se atraquen con helio y gasolina— puedan conseguir más oro en el triple, debido a la presencia de monstruos como Teddy Tamgho y Phillips Idowu.

De cualquier forma, y pase lo que pase, la delegación cubana irá por igualar o mejorar su ubicación pasada. El reto es inmenso, pero antes de que el techo se caiga, es decir, el mundo se acabe según los mayas, tendremos júbilo al más alto nivel deportivo y el atletismo y Cuba seguirán siendo noticia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.