Puro fondo en el gen dominante - Deporte

Puro fondo en el gen dominante

La etiope Genzebe Dibaba, con solo 21 años, se situó esta semana en el quinto puesto del ranking histórico de los 1 500 metros bajo techo, al estampar la mejor cota de la temporada (4.00,13 minutos) en Karlsruhe, Alemania

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Irremediablemente hay que acudir a la genética, o a los dioses africanos, para entender el caso de las hermanas Dibaba. Me inclino a pensar que la explicación está en la ciencia —sobre todo en la fuerza y resistencia casi bestial que les aportan los cromosomas a las tres fondistas etiopes—, pues las dos mayores atesoran cuatro medallas olímpicas y seis mundiales, y la más chiquita ya aseguró el legado de la dinastía familiar con un nuevo enunciado abre bocas.

Resulta que «la niña» Genzebe, con solo 21 años, se situó esta semana en el quinto puesto del ranking histórico de los 1 500 metros bajo techo, al estampar la mejor cota de la temporada (4.00,13 minutos). La hazaña acaeció en Karlsruhe, Alemania, donde se impuso fácilmente firmando en el libro de probabilidades para la próxima justa bajo techo, con sede en Estambul, Turquía, y quizá hasta para la venidera cita estival, programada en Londres.

Solo la superan la rusa Elena Soboleva (3.58,28 y plusmarca planetaria), la etiope Gelete Burka (3.59,75), la atleta de Bahrein, Maryam Yusuf Jamal (3.59,79) y la estadounidense Regina Jacobs (3.59, 98).

De la familia Dibaba descuella Tirunesh, de 26 abriles, y titular olímpica en Beijing 2008 (5 000 y 10 000). Además, fue titular del orbe a cielo abierto en París 2003 (cinco kilómetros), Helsinki 2005 (en ambas distancias), y Osaka 2007 (otra vez sobre los diez kilómetros). Por si fuera poco, es dueña del tope universal en los 5 000 (14.11,15).

Casualmente, tenía 22 años, uno más que su hermanita Genzebe, cuando acabó con medio mundo. Entonces, si nos guiamos por ese parámetro y lo que parece reservarnos la menor de la familia, «se verán horrores», como dice el ¿poeta?

Si piensan que es mucho alboroto para un mero tiempo, les cuento que la talentosa jovencita atesora las coronas en el Campeonato Mundial a campo traviesa de 2008 y 2009, así como el título de la lid absoluta de 2010 (5 000 metros), todos en categoría juvenil. Promete bastante, ¿eh?

La mayor del trío fantástico, Ejegayehu, cumple 30 años en marzo y posee una presea plateada de la Olimpiada de Atenas 2004, así como un par de metales bronceados de la cita del orbe celebrada en Finlandia hace siete años.

Nada, al parecer el trabajo de procreación en la familia Dibaba es cosa bastante seria. Quizá hasta imaginen una carrerita en el momento de concebir. Cada quien tiene sus propias fantasías, ¿no?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.