Hoy el Juego de las Estrellas

Las pruebas de habilidades tuvieron este sábado dos ganadores: el tunero Yosvani Alarcón y el matancero Guillermo Heredia

Autor:

Juventud Rebelde

MATANZAS.— Después de la previa sabatina, cuando las pruebas de habilidades y el partido entre los veteranos calentaron el ambiente, este domingo tendremos aquí el Juego de las Estrellas de la temporada beisbolera. Será otro regalo para el pueblo matancero, que terminará el día bailando con los Van Van en la plaza 14 Festival.

Este sábado hubo espectáculo sobre el terreno del rejuvenecido estadio Victoria de Girón, que mañana cumplirá 35 años. Sin embargo, las gradas no se llenaron y muchos extrañamos el ambiente vivido el pasado año en Cienfuegos. Veremos si la afición yumurina lo dejó todo para el domingo.

Las pruebas de habilidades tuvieron dos ganadores: el tunero Yosvani Alarcón y el matancero Guillermo Heredia. Además, Alexander Malleta y Héctor Olivera clasificaron para retar hoy al granmense Alfredo Despaigne en la final del derby de jonrones.

Alarcón fue el más certero de los receptores en el tiro al barril y luego ganó la vuelta al cuadro con tiempo de 14 segundos. Así, volvió a demostrar sus aptitudes y parece listo para asumir la titularidad en el equipo Cuba.

Mientras, Heredia «voló» en la carrera de home a primera (3,50 segundos) y después levantó al graderío con sus tiros desde los jardines. Lanzó la pelota hasta 378,8 pies y enseñó un brazo de espanto.

Las pruebas cerraron con la fase eliminatoria del derby de jonrones y un duelo particular entre dos veteranos: Osmani Urrutia y Víctor Mesa. Esto último fue una feliz iniciativa que entusiasmó a los aficionados.

Urrutia no pudo burlar las cercas, pero Víctor enseguida mandó una pelota fuera del parque. Entonces estalló la gente y se puso buena la tarde.

Después llegó el partido de veteranos y de nuevo se dispararon los recuerdos. Los primeros asombros fueron por la velocidad de Omar Ajete y la genialidad de Germán Mesa, quien lo cogió todo en el campo corto y casi realiza su famosa jugada por encima de segunda con Juan Padilla.

Hubo tiempo para ver a Víctor batear dos hits y amagar el robo de home, a Linares moverse sin problemas en tercera base a pesar de emular en peso corporal con Peraza, a Godínez pegar un jonrón como si nada, o a Videaux lucirse a la defensa en el jardín izquierdo.

Al final ganó Orientales por tercera vez consecutiva, aunque lo más importante es la ilusión que se nos queda adentro. La idea está clara: debemos seguir moviendo la pelota.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.