Un Canal muy ancho

La selección sub-20 femenina cubana perseguirá el sueño mundialista a partir de la próxima semana, en un fuerte torneo clasificatorio que se disputará en Panamá

Autor:

Raiko Martín

Con las aspiraciones olímpicas en el cajón de la historia, al fútbol femenino cubano le queda aún vivo el sueño de llegar por primera vez a una cita mundialista.

De cumplirlo estarán encargadas las jugadoras menores de 20 años, que bajo el mando del técnico José Luis Elejalde se ganaron el derecho de participar en la fase final clasificatoria de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Concacaf). Ese torneo se disputará a partir del primer día de marzo en la capital panameña.

Para llegar a tierras canaleras sortearon con fortuna la fase previa jugada en La Habana, que lideraron con un amplio triunfo de 5-1 sobre la representación de Guyana, y dos empates —ambos con marcadores de 1-1— frente a las selecciones de Puerto Rico y Trinidad y Tobago.

Esta será la tercera incursión cubana en la fase final de nuestra área geográfica, pues con anterioridad las muchachas habían hecho el grado para aspirar a las citas universales de 2008 y 2010.

Mucho ha llovido desde aquel estreno, y más ha mejorado el nivel de las jugadoras desde entonces. Sirva para ilustrar la mejoría el dato del balance de la primera experiencia, cuando les encajaron 22 goles y anotaron una vez. En la siguiente experiencia perforaron apenas dos veces la portería rival, pero solo sufrieron siete dianas en sus enfrentamientos con naciones de mayor tradición y calidad como Guatemala, Canadá y Costa Rica, esta última ocupante del tercer puesto de ese torneo.

Paso a paso

El gran reto ahora para las discípulas de Elejalde será conseguir el primer triunfo en este tipo de certamen. Según el calendario divulgado por la Concacaf, las cubanitas tendrán una seria apertura enfrentando a las anfitrionas el 2 de marzo, en el estadio Rommel Fernández de la capital panameña.

Las canaleras, que gozarán del favor de todo el graderío, regresaron por derecho propio —antes de ser designada la sede— después de ausentarse de las dos citas anteriores. Y según los reportes consultados, la mayoría de sus jugadoras vienen actuando juntas desde la categoría sub-17, y entre ellas sobresalen las delanteras Marta Cox y Ángela Evans, autoras de cinco goles en sus dos partidos eliminatorios previos.

Mucho más complicado será el siguiente duelo, pactado para el día 4 de marzo frente al elenco de Estados Unidos, campeón vigente y mundialista en las últimas cinco convocatorias universales.

El tercer desafío correspondiente a la fase de grupo será ante la selección de Guatemala, ganadora en el duelo particular hace dos años con ajustado marcador de 2-1. Las chapinas protagonizarán su segunda presentación en estas justas, y el equipo cuenta con varias jugadoras que en enero participaron en el preolímpico de Vancouver rumbo a Londres 2012.

Las armas criollas

Aun cuando el propósito de clasificar por primera vez a un Mundial femenino de la categoría sub-20 parezca lejano, la posibilidad de conseguir algún triunfo y el avance a la disputa de las medallas no es completamente una utopía.

Durante sus presentaciones en La Habana, las cubanitas demostraron que conforman un grupo bastante armónico en defensa y ataque, aunque le falta crecer mucho en calidad y técnica individual, así como en concentración sobre la cancha.

En el equipo que viajará a la capital panameña, Elejalde cuenta con cinco jugadoras que incluyó en el elenco olímpico. Entre ellas sobresalen las mediocampistas Laura Moreno, María Isabel Pérez y la delantera Rachel Peláez, esta última autora de seis goles en los cinco partidos jugados por el equipo cubano para llegar a la ronda final.

Descontando la evidente superioridad de las estadounidenses, la inédita actuación cubana dependería de lo que pudieran hacer frente a los otros dos «acompañantes» del grupo. Muy importante será entonces el desenlace del debut ante las anfitrionas, pues un buen resultado apuntalaría la disposición psicológica de las jugadoras, y abriría las posibilidades de conseguir el segundo cupo del grupo a las semifinales.

En esa instancia tendrían que cruzarse con los dos equipos que lideren la otra llave integrada por las representaciones de Canadá, Haití, Jamaica y México.

Lograrlo ya sería una faena para inscribir en letras mayúsculas, pero en cuestiones de sueños, los límites se extienden hasta el infinito.

Equipo cubano

Porteras: Dianelis Moreno y Maisú León; Defensas: Indira Manzano, Esmeralda Marcos, Odette Bayeaux, Regla Ponce.

Mediocampistas: Yarisleidy Mena, Laura Moreno, Roxana Galán, María Isabel Pérez, Solayne Gutiérrez, Taide Bacallao.

Delanteras: Rachel Peláez, Maidoni Goitizolo, Yoanna Calderón, Milagros Ramírez y Yanet Tamayo.

DT: José Luis Elejalde.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.