Cazar la noticia

Este fin de semana los cubanos arrasaron en el XLVIII Campeonato de España Absoluto en Pista Cubierta, con sede en Sabadell, Barcelona

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Parecería una vil excusa decir que los resultados de muchos eventos deportivos pasan inadvertidos aun con la impronta ineludible de la red de redes. Sin embargo, en ocasiones la poca relevancia de algunas justas conspira contra el relator y hay que acudir a mecanismos que una década atrás hubiesen sido tildados de diabólicos y nada profesionales.

Por suerte —y lo digo sin temor de ningún tipo— existen Facebook, Twitter, el correo electrónico y un sinfín de páginas en Internet que suministran información, pues no siempre existe la retroalimentación entre las autoridades atléticas y la prensa. Eso sin mencionar siquiera la famosa brecha digital. Incluso cuando la relación es factible, los resultados demoran. Claro, todo buen comunicador debe verificar las fuentes, pero siempre se agradece la ayuda de esos cómplices.

La «muela» viene porque gracias a colaboradores y amigos nos llegó la noticia de que, con el campeonato mundial de atletismo bajo techo a la vuelta de la esquina, los cubanos continúan su preparación invernal cosechando títulos, aunque en general sin sonadas victorias. Claro, es muy pronto todavía y el crudo invierno congela los huesos.

Este fin de semana los cubanos arrasaron en el XLVIII Campeonato de España Absoluto en Pista Cubierta, con sede en Sabadell, Barcelona, donde actuaron como invitados y negociaron tres títulos y tres metales plateados.

Alexis Copello jugueteó cómodo en la arena y se impuso fácil en el triple salto, merced a un modesto brinco de 17,02 metros. De esta forma ancló en el séptimo puesto del top ten de la temporada, con el noveno brinco más respetable, aunque aún no consigue la marca A exigida para asistir al certamen universal  de Estambul, Turquía.

Así y todo no debe tener dificultades para colarse en la lid techada, pues en los pocos días restantes antes del inicio (9-11 de marzo) casi nadie debe mejorar dicha marca. El metal plateado fue para su compatriota Arnie David Girat (16,74).

En tanto, Carlos Véliz lanzó la bala hasta los 19,74 metros en su  primer intento, válido para ceñirse la corona ante la escasa pólvora mostrada entre los artilleros en disputa. Este fue su mejor envío de por vida a cielo cubierto, pero solo lo ubica en el puesto 35 de la lista anual, y tampoco cumple los requisitos para combatir por el cetro mundial bajo capota de este año.

Entre las damas, Mabel Gay fue la única con un estirón decente a tres pasos de la plastilina (14,14 metros). La también cubana Dailenys Alcántara se quedó con el segundo lugar (13,86).

Por su parte, la antillana Misleydis González apenas cargó su cañón, pero el esfuerzo le bastó para disparar un balazo plateado (17,63), que le reserva el escaño 31 de 2012. La local Úrsula Ruiz ganó con seis centímetros más.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.