Queda otra noche loca

Ciego de Ávila venció a Camagüey (79-70) y empató a tres triunfos por bando el play off final. Así, este martes sabremos cuál es el campeón del torneo

Autor:

Juventud Rebelde

Con una gran remontada, Ciego de Ávila venció anoche a Camagüey (79-70) y empató a tres triunfos por bando el play off final de la Liga Superior masculina de baloncesto. Así, este martes sabremos cuál es el campeón del torneo.

Desde el inicio se sabía que sería un partido de infarto, aunque Camagüey salió con menos nervios y dominó el primer cuarto 23-20. Sin embargo, los «búfalos» arrancaron el segundo tramo con un parcial de 8-0 y parecía que tomaban al toro por los cuernos.

Pero de eso nada. Era la noche de Leonel Batista y Arlen Alorda, quienes mantuvieron a los «tigres» en la pelea, pues la defensa avileña se concentró en marcar a Yorman Polas.

La primera mitad terminó con empate a 37 puntos y el público se comía las uñas en la sala Cardín, donde los avileños suelen asfixiar a sus rivales.

Tras el descanso, los visitantes salieron embalados con una seguidilla de seis puntos, hasta que un triple de Alfredo Hernández despertó a los «búfalos» y alborotó al graderío. Desde entonces el marcador fue un cachumbambé, pero Camagüey tenía ventaja de 58-53 cuando terminó el tercer período.

El último cuarto abrió con varias imprecisiones por ambos bandos, hasta que un triple de Yasser Rodríguez cortó la tensión y pegó a los locales. Luego vino una canasta de Yorman Polas, quien celebró en la cara de Haití y ahí mismo se calentó el ambiente.

Hubo lo de siempre: palabrotas, manoteos y guapería barata, porque al parecer no podemos tener deporte sin esos ingredientes. Al final, ambos jugadores fueron amonestados con faltas técnicas, pero era la quinta de Polas, quien tuvo que abandonar el partido.

Con ello enterró a su equipo, que siguió peleando, aunque no aguantó la presión. Cuando Enrique Ramos empató el juego a 69 puntos, casi todo el mundo imaginó que la suerte estaba echada.

Después vinieron dos canastas importantes de Alfredo Hernández, una detrás de la otra, y finalmente apareció Yudnier «El Chíchiri» Pérez, perdido durante todo el partido, quien anotó los últimos seis puntos de los «búfalos» ante la pasividad de la defensa agramontina, que terminó demasiado desgastada.

Individualmente, el protagonismo fue para el camagüeyano Leonel Bastista (26 puntos). Por Ciego sobresalió Yasser Rodríguez (24). Haití terminó con 18, pero 12 de ellos fueron en el primer cuarto.

Medidas disciplinarias

La Comisión Nacional de baloncesto anunció este lunes las medidas tomadas en relación con lo sucedido en el quinto partido de la final, cuando el equipo avileño se retiró de la cancha en señal de protesta antes de terminar el choque.

En tal sentido, los compañeros Alejandro Felipe Cartaya Herrera y Jesús Martus Méndez, comisionado provincial y director técnico del equipo avileño, respectivamente, fueron sancionados a un año sin participar en eventos nacionales de cualquier categoría, por incurrir en errores incompatibles con las funciones que les están conferidas en sus responsabilidades.

Por ello, Michael Guerra estuvo al frente de los «búfalos» en el sexto partido y terminará el torneo como director técnico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.