Voluntad de hierro

Oscar Pistorus ya hizo historia y hoy continúa gritando a los cuatro vientos que no hay límites para la voluntad y el corazón. El atleta paralímpico sudafricano logró la marca mínima exigida para Londres 2012

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Algunos osaron atribuir la hazaña a la casualidad, otros, para justificar, se aferraron a ese halo milagroso y divino que acompaña al pensamiento humano desde su misma génesis. Los más reacios argumentaron que su discapacidad le da cierta ventaja sobre los deportistas convencionales, como si estar amputado de ambas piernas fuese un beneficio de la naturaleza.

Lo cierto es que Oscar Pistorus ya hizo historia y hoy continúa gritando a los cuatro vientos que no hay límites para la voluntad y el corazón. Como ya conocen, el atleta paralímpico sudafricano logró la marca mínima exigida por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAf) y el Comité Olímpico Internacional (COI), para participar en los venideros Juegos Olímpicos de Londres en la prueba de 400 metros planos.

La nueva proeza del voluntarioso velocista de 25 años acaeció en el campeonato provincial de Gauteng North, en una justa de selección para el Nacional de Sudáfrica. Allí, volvió a conspirar con el tiempo y el límite de lo posible para detener los relojes en 45,20 segundos, diez centésimas menos de lo exigido para escuchar el tic-tac del Big Ben londinense.

El también dueño de los récords en 100, 200 y 400 metros para atletas amputados de miembros inferiores, fue el primer hombre con alguna discapacidad en competir contra atletas con plenas cualidades físicas, y el único de su condición que ha asistido a un Mundial absoluto. Así, Daegu vio cómo llegaba a semifinales, instancia en la cual marcó 46,19.

«Blade Runner», como también se le conoce, posee un 45,07 como mejor crono de por vida. Ahora espera la decisión del organismo rector del atletismo en su país. ¿Le darán luz verde para ir a Inglaterra?

No obstante, la IAAF aún no coloca la marca en su lista anual y lo mejor registrado le pertenece al australiano John Steffensen (45,61), logrado el pasado 18 de febrero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.