La maleta viene llena

Cuba se llevó el título por países en el Grand Prix boxístico de Usti Nad Labem, gracias a la actuación de sus seis púgiles, quienes ganaron sin grandes contratiempos

Autor:

José Luis López

Literalmente, Cuba paseó la distancia y sus seis púgiles enrolados en la final ganaron sin grandes contratiempos, para agenciarse el título por países en el Grand Prix boxístico de Usti Nad Labem, en la República Checa.

Dos rivales no se presentaron y, según los dígitos referidos, el nivel cualitativo de los cuatro restantes fue insuficiente para encarar el potencial de los puños antillanos. Lo cierto es que la tropa del técnico Rolando Acebal sumó este nuevo fajín al obtenido el mes pasado en el torneo Strandzha, de Bulgaria.

En el combate más esperado en la sala Stribrniky, el bronce olímpico ligero-welter Roniel Iglesias superó 18-9 al ídolo local Zdenek Chladk, monarca de las últimas cuatro ediciones.

Iglesias se apoyó en su mejor arma, el gancho de izquierda, para imponerse al fogoso púgil checo. En el primer asalto, ganó cerradamente 4-3, pero asimiló las indicaciones de su entrenador y luego se impuso en el segundo y tercero con fáciles tanteadores de 7-3 y 7-3.

Los escasos datos conseguidos, reportan que el semicompleto Julio César la Cruz, campeón mundial de Bakú 2011, se deshizo 20-8 del lituano Daugirdas Simjotas, para repetir su título de hace cuatro años en la última participación cubana.

La pelea más complicada fue para el welter Arisnoides Despaigne, quien tras superar a dos medallistas mundiales en las fechas precedentes, ganó ahora por cerrada votación de 10-7 ante el moldavo Vasilii Belous.

Finalmente, el supercompleto Erislandi Savón le dio un recital de boxeo a Danis Latipov, segundo ruso que venía en el torneo, al que aventajó 21-5.

Las otras dos coronas fueron al aval del subcampeón mundial ligero Yasnier Toledo y el crucero José Ángel Larduet, quienes ganaron por no presentación del eslovaco Tomas Vano y del húngaro Jozsef Darmos, respectivamente.

El evento no convocó las divisiones de 49 y 52 kilogramos, por lo cual Cuba no presentó ni al subcampeón panamericano Yosvani Veitía ni al monarca de los I Juegos Olímpicos de la Juventud, Robeisis Ramírez, por ese orden. Además, el mediano Emilio Correa no compitió por recomendación médica.

Solo Lázaro Álvarez (56 kg), titular mundial, se fue sin preseas. Los otros medallistas dorados fueron el pluma italiano Vittorio Parrilnello y el mediano inglés Anthony Ogogo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.