Un cristal que no se raja

En opinión de Gari Kasparov, la calidad de este Mundial es mucho peor que las anteriores defensas del título de Anand contra el ruso Kramnik (2008) y el búlgaro Topalov (2010)

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Defraudando a muchos e ilusionando a pocos, el Campeonato Mundial de ajedrez sigue brindando burdas tablas, como si cada enfrentamiento ocurriese en una carpintería y no en una exquisita y pulida cabina de cristal.

El título se disputa desde el día 11 en la Galería Tretiakov de la capital rusa, con los dos Grandes Maestros aislados de los espectadores y de los incontables reporteros por una hermética cristalera, emulando quizás a dos astronautas antes de ser enviados al espacio exterior.

Así, el indio Viswanathan Anand (2791 y monarca defensor), volvió a dejar escapar un buen chance este viernes durante el sexto cotejo y selló otro armisticio con piezas blancas frente al retador Boris Gelfand (2727). Ahora ambos suman 3 puntos.

Un día antes, el campeón del orbe decidió variar la estrategia en la quinta partida, intentando plantear una posición más táctica. De ahí que dejara a un lado el peón de Dama y abriera el juego con e4. El de la tierra judía aceptó el reto y lo hizo con la respuesta de los grandes: la defensa siciliana. Y además, con el añadido de la, en principio, aguda variante Pelikán.

Sin embargo, pese a cambiar de manera radical el planteamiento entonces, no logró sorprender al cuarentón de origen bielorruso y acordó la paz en 27 movimientos.

Quizá por ello en el sexto encuentro Vishy decidió abrir con un gambito de dama, pero los 29 lances solo condujeron a otro empate.

Gari Kasparov cree que ambos jugadores pecan de exceso de prudencia, lo que aseguró es más evidente en el caso de Gelfand, que no vence al indio desde 1993. «En lo que se refiere a Anand, ha perdido interés en el juego. Me he enfrentado a él en muchas ocasiones. La cautela seguirá, ya que tiene miedo de perder y Gelfand no cree en la victoria», comentó.

En su opinión, la calidad de este Mundial es mucho peor que las anteriores defensas del título de Anand contra el ruso Kramnik (2008) y el búlgaro Topalov (2010).

Veremos si por fin antes de la duodécima y definitiva partida se rompe el cristal y disfrutamos de la primera victoria.

No hubo casualidad

La gran final del Campeonato Nacional de ajedrez acaecerá este domingo entre los Grandes Maestros Leinier Domínguez (2725) y Lázaro Bruzón (2711), en el cuarto enfrentamiento entre ambos en este tipo de justa.

El polo turístico Jardines del Rey fue testigo de la remontada del mejor trebejista de Latinoamérica ante su homólogo Isam Ortiz (2572), quien había vencido en el primer enfrentamiento, pero no pudo aguantar los embates del guinero en la segunda partida clásica y después durante el segmento de alargue del match.

En la serie rápida, Leinier se llevó la victoria (2,5-1,5) para redondear el definitivo (3,5-2,5).

Por su parte, Bruzón no perdonó conduciendo  piezas blancas y selló con victoria el marcador de 1,5-0,5 en las porfías tradicionales, a costa de Yuniesky Quesada (2625), con quien había igualado en la jornada inicial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.