Dos pasos por delante - Deporte

Dos pasos por delante

El equipo masculino de voleibol ya entrena en Serbia para conseguir los dos puntos que necesita en aras de clasificar a la final de Bulgaria

Autor:

Raiko Martín

Novi Sad.- Después de otro fin de semana impecable, la selección masculina cubana de voleibol se instaló ya en esta ciudad serbia con el supremo objetivo de certificar lo más rápido posible su clasificación a la final de la presente Liga Mundial.

Atrás quedó la «hostil» Kaliningrado –me refiero al clima y las tensiones-, y ante el equipo se devela ahora un escenario inmejorable para cumplir un sueño casi utópico hasta no hace mucho tiempo.

Los más recientes resultados aportaron calma, mas no relajamiento. Tanto el colectivo técnico como los jugadores están consientes de que no hay espacio para aflojar el paso hasta conseguir esos dos puntos que les pondrían fuera del alcance de los anfitriones, únicos que aún conservan posibilidades matemáticas de rebasarlos en la cima del grupo A.

Así, este martes el equipo comenzó a preparar el último asalto. Primero con una ligera sesión en el gimnasio antes de tomar su primer contacto con la cancha del SPC Volvodina, donde este jueves se medirán precisamente con los locales, según el calendario oficial.

Ese día pudiera llegar la última estocada. Si no sucede, quedarían por delante las oportunidades frente a Rusia –está por ver la nómina que presenta tras su eliminación-, o ante Japón, equipo que hasta ahora no sabe qué es ganarle a Cuba en estos torneos.

Solo una improbable catástrofe pudiera sacarnos del camino a la final de Bulgaria. Entonces, no estaría de más dar un vistazo a cómo pudiera terminar esta fase clasificatoria, y dar dos pasos adelante para suponer que pasaría en Sofía.

Descontando que Cuba domine la llave A y con la certeza de que Polonia ya avanzó desde el apartado B, quedaría por definir los clasificados desde los segmentos C y D, ambos con situaciones parecidas.

En el primero de ellos, a Estados Unidos le ha ido ligeramente mejor que a Francia en el pulso que sostienen, y que debe definirse durante el sábado durante el duelo particular en tierras norteñas.

En el otro, Bulgaria conserva posibilidades numéricas de dominar, pero su condición de sede de la final le garantiza un cupo, así que no le presionan las urgencias. Peor situación presenta Argentina, equipo que le urge una actuación perfecta ahora en predios balcánicos para desbordar a Alemania, dueña de seis puntos de ventaja que le hacen tener algo más que medio cuerpo en el tramo conclusivo del certamen.

El otro boleto disponible sería para el mejor segundo lugar, y hasta hoy los 26 puntos ya cosechados por Brasil en el grupo B, parecen inalcanzables para el resto de los escoltas.

De no ocurrir novedades, y si se mantiene el esquema divulgado por los organizadores, el equipo cubano quedaría ubicado en el grupo F de la fase final que comenzaría el cuarto día de julio. Allí supuestamente compartiría cartel con Polonia (líder del B) y Brasil. En el otro frente estaría Bulgaria junto a Estados Unidos y Alemania.

Un triunfo frente a polacos o brasileños casi abre en el camino hacia las semifinales, y allí pudieran tener los cubanos como rivales a estadounidenses o alemanes, responsables directos de su ausencia en el torneo olímpico de Londres. Y este grupo, aún dolido con lo sucedido en torneo clasificatorio de Alemania, sueña y necesita su oportunidad de revancha.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.