Adolescentes tiran más de 80 millas

Entre los jugadores que sobresalen está el villaclareño Eduardo Rodríguez, de 1,85 metros de estatura, y el habanero Yoan Oviedo, de 1,91. Ambos tiran lanzamientos sobre las 80 millas

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA, Villa Clara.— De los avatares de nuestro béisbol de primer nivel, todo el mundo está al tanto y lo enjuicia con aires de catedrático. Pero qué ocurre en las categorías de niños y juveniles de las que muy poco trasciende de manera sostenida a la luz pública.

Ahora mismo está por finalizar el Campeonato Nacional en la categoría 13-14 años, con sede aquí en la Escuela de Iniciación Deportiva. Más allá de quién gane en definitiva —Villa Clara y La Habana deben discutir el oro—, vale un acercamiento a cómo se encauza la preparación de estos jugadores, la cantera imprescindible.

De hecho en seis equipos se agrupa el mejor talento del país con el cual trabajan desde hace años para enseñarles a dominar los elementos básicos del béisbol: ofensiva y defensiva.

Verlos desenvolverse en dos o tres juegos tampoco puede dar la medida exacta de su destreza, aunque sí impresiona la seguridad que muchos muestran en el juego. La mayoría de estos peloteros, para bien, tienen un físico espigado que nadie asociaría con sus 13 ó 14 años de edad.

Ventura Fraga, metodólogo de la Comisión Nacional de Béisbol, afirmó que hay indiscutiblemente buenos prospectos, por el desempeño y preparación que se observa en esa categoría.

En su opinión, el torneo tiene una buena calidad como resultado del trabajo en la base. Aquí se aprecia cómo se desenvuelven bien en las distintas fases del juego, porque lo importante en esas edades está en que aprendan la técnica del bateo, del fildeo, del tiro, del toque de bola, los deslizamientos, el corrido de las bases...

«Resulta vital jugar mucho para apropiarse y afianzar las habilidades. Y en este aspecto importantísimo mantienen un buen trabajo las provincias de La Habana, Villa Clara y Granma», precisó.

Entre los jugadores que sobresalen está el villaclareño Eduardo Rodríguez, de 1,85 metros de estatura, y el habanero Yoan Oviedo, de 1,91. Ambos tiran lanzamientos sobre las 80 millas.

Estos últimos forman parte de la Preselección Nacional de 31 peloteros que se prepara para participar en el Campeonato Mundial Sub-15, a celebrarse del 15 al 26 de agosto en México.

«En este tipo de evento Cuba siempre se ha mantenido en la élite mundial, entre los tres primeros, y ahora vamos por el oro», enfatizó Ventura Fraga.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.