Balón que rueda por el Támesis

El torneo olímpico de fútbol en Londres promete grandes emociones por la presencia de muchos jugadores que, a pesar de su juventud, ya brillan en los mejores clubes del mundo

Autor:

Raiko Martín

Pocos deportes como el fútbol, no por gusto reconocido como el más universal de todos, pueden exhibir una secuencia tan vasta de participaciones en Juegos Olímpicos. La cita de Londres, que comenzará en apenas dos semanas, marcará la celebración de un torneo balompédico bajo los cinco aros que, desde la edición de 1908, solo ha estado ausente en una ocasión. Y a lo largo de tanta historia, 16 han sido las naciones que escalaron a lo más alto de tan ansiado podio.

Esta vez el fútbol tendrá el privilegio de descorrer las cortinas de la fiesta, incluso dos días antes de que el fuego encendido en el templo griego de Olimpia llegue al modernísimo Estadio Olímpico de Londres, e ilumine los sueños de los atletas.

Pudo ser esta una versión histórica, pero finalmente no todas las federaciones involucradas estuvieron de acuerdo en que un mismo equipo representara a los países que conforman el Reino Unido —Escocia, Gales, Irlanda del Norte e Inglaterra—, y será la selección de esta última la que participará en calidad de anfitriona.

En definitiva, serán 16 los equipos enrolados en esta nueva aventura convocada para jugadores menores de 23 años, aunque el reglamento acordado desde 1992 por el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), permite la inclusión en cada nómina de tres jugadores que superen esa edad.

La ausencia ahora de Argentina, que no hizo el grado durante el Campeonato Sudamericano sub-20 del pasado año, pospone la posibilidad de que un mismo país se corone en tres ediciones sucesivas. Los gauchos salieron airosos en Atenas 2004 y Beijing 2008, y así igualaron las proezas de Reino Unido (1908 y 1912), Uruguay (1924 y 1928) y Hungría (1964 y 1968).

Así, las grandes expectativas del fútbol masculino en la cita londinense quedan centradas en la oportunidad que se presenta ante España para ensanchar su impresionante palmarés, que ya cuenta con dos Eurocopas al hilo y un Mundial intercalado. También es la gran ocasión que tiene Brasil para sumar el único título importante que falta en sus vitrinas, o en el resurgir de un Uruguay que regresa a estas lides después de su último título conseguido hace 84 años.

Además, los focos apuntan hacia la escuadra anfitriona, diseñada para ser la máxima protagonista de su fiesta. Si eso ocurre, repetirían algo que solo lograron sus compatriotas en 1908 y los españoles en 1992.

Historia, deudas y retornos

Después del contundente triunfo en la final de la reciente Eurocopa, el mundo quedó aún más rendido a los pies del fútbol español. Luego de 12 años fuera del circuito olímpico, una nueva generación de la Furia Roja pretende igualar a aquella que, en 1992, jugando como local en Barcelona, conquistara el único título que posee en estas lides.

«Por el perfil de los futbolistas tenemos que adaptarnos y hacer las cosas similares a la selección absoluta. Entender la dinámica del juego, intentar tener el dominio absoluto, intentar controlar el balón», son los propósitos del grupo bajo las órdenes de Luis Milla, ex mediocampista del Barcelona y el Real Madrid, que el pasado año guió a España hacia el título europeo sub-21 con muchos de los jugadores que estarán presentes en Londres.

El estratega de 46 años contará con los servicios de jugadores más experimentados y que realizaron una gran temporada, como Juan Mata, Javi Martínez y Jordi Alba, quienes deben aportar madurez y energía. Mata llega de coronarse en la Liga de Campeones con el Chelsea, y Javi fue finalista de la Liga de Europa con el Athletic de Bilbao. A su vez, Alba tuvo una gran actuación en la Euro con la selección absoluta —anotó el segundo gol de la final— y acaba de fichar por el Barcelona.

Pero como si fuera poco, también estarán el flamante arquero del Manchester United, David de Gea; el delantero del Atlético de Madrid, Adrián López; los titulares del Athletic, Iker Munaín y Ander Herrera; el creativo Isco, del Málaga; y Cristian Tello, el extremo izquierdo de la cantera a quien Guardiola dio «carrete» en el primer equipo del Barca durante esta temporada.

Si no ocurren sorpresas, el «trabuco» español pudiera cruzarse en semifinales con el no menos poderoso equipo de Brasil, pensado y armado para concretar por primera vez el sueño de saborear la gloria olímpica.

Para la misión, el técnico Mano Menezes se decantó por Marcelo, Hulk y Thiago Silva como refuerzos. Pero sin dudas, la gran atracción será Neymar, quien se ha convertido en la nueva joya del fútbol brasileño, pretendida por los clubes más poderosos del planeta. Si a ellos se suma el talento de otros no menos encumbrados —a pesar de su juventud— como Rafael (Manchester United), Luis Henrique Ganso (Santos), Alexander Pato (AC Milán), no es un secreto para nadie que la canarinha es una de las más fuertes candidatas a pelear por el trono.

Otro que apunta fuerte desde el papel es Uruguay, que rompió el maleficio que le separaba de las citas estivales. Y emular a sus antecesores es el gran objetivo de esta nueva camada que tendrá en los goleadores Luis Suárez (Liverpool) y Edison Cavani (Nápoles) una temible dupla de ataque.

Completa el trío de «mayores» charrúas el volante Egidio Arévalos Ríos (Palermo), mientras que otros bisoños como el mediocampista Nicolás Lodeiro (Ajax) y el defensa Sebastián Coates (Liverpool) pueden contribuir a que esta selección extienda el gran momento de la selección absoluta, que marcha segunda en la actual eliminatoria mundialista tras coronarse en la más reciente Copa América.

Luego de la clasificación en el sudamericano sub-21 de hace un año, el «profe» Oscar Washington Tabarez tomó las riendas del equipo que jugará en Londres, pues «poder vivirlo en carne propia es como un regalo de la vida». Y aunque el destacado estratega no se plantea como objetivo el oro olímpico «porque selecciones como Brasil y España son superiores», sabe que todos sus discípulos tienen muy cerca la oportunidad de regresar a la historia.

El torneo

Más allá del favoritismo de estas selecciones, otras como México y Suiza pudieran ponerle algo más de emoción al torneo que contará con cuatro grupos clasificatorios. Los dos mejores de cada llave avanzarán hacia las series de eliminación directa que conducirán a la gran final pactada para el día 11 de agosto en el estadio de Wembley.

Además del mítico santuario del fútbol inglés, el certamen tendrá también otros emblemáticos escenarios del fútbol en el Reino Unido, como Old Trafford (Manchester), Millenium Stadium (Cardiff, Gales), St. James Park (Newcastle), Hampden Park (Glasgow, Escocia) y Ricoh Arena (Coventry).

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.