El finlandés volador - Deporte

El finlandés volador

Una reverencia al fondista finés Paavo Nurmi, el atleta del deporte rey con más honores bajo los cinco aros

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Bien podrían utilizarse docenas de fórmulas para medir la calidad de un deportista, su rendimiento actual y trayectoria histórica. La matemática ofrece un sinfín de variantes. Sin embargo, muchos nos decantamos por la más simple de las operaciones: la suma. Así, contando incluso con los dedos de las manos si fuera preciso, es fácil llegar a una conclusión: quien más medallas de oro tenga, inobjetablemente es el mejor, o al menos pica cerca.

En el atletismo descuellan muchas figuras, y no son pocos los que han logrado varias preseas en una misma cita. El fondista finés Paavo Nurmi es el atleta del deporte rey con más honores bajo los cinco aros, por ello hoy le dedicaremos una reverencia.

Le llamaban el finlandés volador, y quizá la única similitud con el barco fantasma de la leyenda (el holandés volador), tan extendida en novelas y películas, sea la dificultad que tenían sus perseguidores para darle caza.

Nurmi ocupa el primer lugar en el medallero individual de todos los tiempos del atletismo olímpico. ¿Cuál es su performance? Pues les cuento que en las tres citas en las que participó (Amberes 1920, París 1924 y Ámsterdam 1928), conquistó nueve preseas doradas y tres plateadas.

La única modalidad de fondo en la que el inalcanzable trotamundos no logró colgarse una medalla fue en la maratón. A pesar de que se había inscrito para correr esa agotadora prueba en la justa de Los Ángeles 1932, no pudo arrancar e imponerse debido a acusaciones prácticamente absurdas del Comité Olímpico de Suecia.

Antes de esa fecha ya había erizado hasta a los osos polares. París, la ciudad del amor, quedó prendada de Paavo en 1924, pues contempló atónita cómo el finlandés se hizo con cinco coronas. Allí venció en las pruebas de 1 500 y 5 000 metros, carreras que ganó tras descansar solo 26 minutos entre una y otra. Asimismo, negoció las preseas áureas en los 3 000 y trotando a campo traviesa, tanto en su modalidad individual como por equipos.

Antes de asombrar a medio mundo con esta actuación, había ganado tres títulos en Amberes. Entonces se proclamó monarca de los 10 000, así como en la carrera individual y por equipos a campo traviesa. En Ámsterdam, cerró con el oro en los diez kilómetros.

Sus subtítulos los alcanzó en la propia ciudad belga (5 000) y en la capital de Holanda (5 000 y 3 000 con obstáculos).

El atleta que más cerca estuvo de Nurmi fue el norteamericano Carl Lewis (nueve cetros y una medalla de plata). Por el momento no se avista ningún humano capaz de repetir o superar la hazaña. Solo un marciano podría, y un nombre ya me asalta los oídos: ¿será Usain Bolt capaz de acumular tanto oro?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.