¿Otro pan para la cesta? - Deporte

¿Otro pan para la cesta?

Estados Unidos venció este jueves 86-73 a la selección de Australia e irá por su quinto título olímpico de forma consecutiva en el baloncesto femenino

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES.— Parecía que se rompía el hechizo, pero no pudo ser. Al final, tras un partido trepidante, el equipo de Estados Unidos venció este jueves 86-73 a la selección de Australia y mañana buscará su quinto título olímpico de forma consecutiva en el baloncesto femenino.

Sin tanto bombo como el que se le da al llamado Dream Team masculino, las estadounidenses han tejido una racha extraordinaria: no pierden un partido en los Juegos Olímpicos desde las semifinales de Barcelona 1992, hace ya 20 años. ¿Qué les parece?

Este jueves pasaron un buen susto en la impresionante North Greenwich Arena, donde se reacomodó el baloncesto cuando terminaron las competencias de gimnasia, en busca de más capacidad. De hecho, el recinto tiene aforo para 20 000 personas y estaba repleto.

Australia ganaba 47-43 al término de la primera mitad y a mi lado los comentaristas de la cadena ESPN recordaban el rutilante triunfo de las australianas en el campeonato mundial de 2006, con sede en Brasil. Ese año las oceánicas se coronaron de forma invicta (9-0), pero fueron las rusas quienes eliminaron en semifinales a Estados Unidos.

Sin embargo, este jueves no se concretó la sorpresa, pues las norteñas sacaron el extra en el último cuarto. De todas formas la gente disfrutó el remake de la final de hace cuatro años en Beijing.

En la segunda semifinal, Francia sorprendió 81-64 a Rusia y ahora tendremos una final inédita, en lugar de otra con mucha historia. Imagínense que el baloncesto femenino está presente en los Juegos Olímpicos desde Montreal 1976 y en las ocho ediciones disputadas hasta el momento solo dos selecciones han conseguido la medalla de oro: Estados Unidos en cinco ocasiones y la extinta Unión Soviética en tres.

Aquí las francesas enseñaron las uñas desde el inicio y anoche celebraron con una grada repleta de banderas que no se cansó de aplaudirlas. Veremos cómo les va en la final, aunque ya son palabras mayores.

Este viernes se disputarán las semifinales del torneo masculino, con los duelos Estados Unidos-Argentina y Rusia-España.

El equipo norteamericano es el gran favorito, pero la «generación dorada» de Argentina —Ginóbili, Scola, Delfino, Noción— quiere tirar su último aldabonazo. A nadie se le olvida aquel título olímpico en Atenas 2004, con victoria incluida sobre otro Dream Team estadounidense en semifinales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.