Cuba cae ante Venezuela en final de Campeonato Mundial de Béisbol sub-15

La escuadra nacional parecía no tener problemas para agenciarse el título de este certamen, pero la realidad es más rica que cualquier predicción o vaticinio

Autor:

Daniel Palacios

«Un juego o un torneo de pelota no se acaba hasta que no se acaba». Si, sé que lo gramatical y lo obvio destruyen ese axioma beisbolero, pero nunca tuvo más razón que ahora, tras la derrota por 2-10 de Cuba ante Venezuela en la final del Campeonato Mundial de Béisbol, categoría sub-15, que se disputó en la ciudad mexicana de Chihuahua.

A juzgar por lo demoledora de su ofensiva, la escuadra nacional, bajo el mando del agramontino Danilo Domínguez, no debió tener problemas para agenciarse el título de este certamen. Pero la realidad es más rica que cualquier predicción o vaticinio.

El abridor capitalino Johan Oviedo llegó al box con ímpetu, pero tras ponchar al primer bateador del juego y soportar un indiscutible, sufrió la presión psicológica que supuso el error del antesalista Alejandro Rivero sobre un lance inofensivo.

Oviedo no pudo superar esto. Llegó entonces un wild pitch con hombres en tercera y segunda, un imparable con la antesala ocupada, más otro cañonazo. Y como si fuera poco, un nuevo error en tiro a la inicial del receptor Alexander Guerra.

Ya con esas tres anotaciones, los venezolanos se «montaron» encima de los nuestros y ni el tan temido bateo (en este partido final se conectaron 6 hits solamente), ni el pitcheo (solo Orlando Martínez, el sexto lanzador en salir no permitió carreras en su actuación) pudieron sacar a flote la hasta ese momento imbatible nave cubana. Con ¡cinco! pifias no se puede apuntalar ningún triunfo.

Los bolivarianos siguieron anotando (una en el segundo y quinto episodios, cuatro en el sexto y otra más en el octavo), mientras que Cuba solo pudo responder en par de oportunidades.

Justamente Alejandro Rivero (3-2, una impulsada) fue quien pudo hacer algo por una tanda antillana a la que los serpentineros morochos le recetaron siete ponches.

Unos hablan de la ley de probabilidades, otros de la «maldición de los mundiales», pero lo cierto es que este elenco se vio muy bien preparado y con calidad suficiente para vencer en el debut universal de esta categoría.

No sucedió y es muy lamentable que eso de «ganar el bueno» también se convierta en una asignatura pendiente para nuestros pequeños. A pesar de que represente una final perdida más para el baúl de los recuerdos negativos, los látigos impíos de la crítica no pueden ensuciar una actuación positiva en tierras aztecas. Cuando se pierde en buena lid, con un aplauso basta.

Posiciones finales: 1- Venezuela, 2- Cuba, 3- Taipei de China, 4- México, 5- Brasil, 6- Nicaragua, 7- Honduras, 8- Argentina, 9- Aruba, 10- Italia, 11- Alemania, 12- Hong Kong, 13- Ucrania, 14- Lituania y 15- Indonesia.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.