¿Amarrados a un cachumbambé?

Los dos equipos cubanos que participan en la Olimpiada Mundial de ajedrez ganaron sus compromisos con idénticos marcadores (3,5-0,5)

Autor:

Abdul Nasser Thabet

A pesar de mi regocijo por las dos contundentes victorias de los seleccionados cubanos este lunes en la presente Olimpiada Mundial de Ajedrez, no puedo evitar imaginarlos en un cachumbambé cuando repaso sus actuaciones hasta la sexta jornada del torneo.

Si bien los varones llevan dos triunfos al hilo en Estambul, sumando su más reciente «abuso» contra Qatar (3,5-0,5), y las féminas se redimieron ante Guatemala con idéntico registro, debemos controlar los aplausos ante cada sonrisa de nuestros representantes para no pecar de superficiales, aunque tampoco es justo que los pisoteemos si hincan rodilla en tierra.

Lo cierto es que si los antillanos no destrozan a los más débiles y abrazan o sorprenden a los favoritos, será muy difícil que anclen entre los diez primeros, como tenían pensado.

Justo a la mitad del evento y cumplida ya la fecha de descanso, Lázaro Bruzón (2711 puntos Elo), «desguasó» a Mohammed al-Sayed (2517) en la segunda mesa del match con los qataríes, llevando piezas negras por los caminos de una Defensa Nimzo-India que solo precisó 37 lances.

En la tercera silla, Yusnel Bacallao demostró amplia superioridad frente a Husein Aziz Nezad (2393), derrotándolo con figuras claras en 41 movimientos de una Reti.

A su vez, Isam Ortiz (2569) también se acomodó sobremanera en el cuarto cojín y aplastó con piezas oscuras a Ghanem al-Sulaiti (2178), mientras paseaba 28 veces por los senderos de una Siciliana variante Moscú.

El único armisticio salió de las neuronas de Leinier Domínguez (2725), quien contó con la gracia del primer movimiento ante Mohamad al-Modiahki (2542), pero no pudo hacer valer esa leve ventaja en 45 forcejeos de una Siciliana variante Gurgenidze.

Tal vez muchos ya anden criticando al güinero por entablar con un rival al que le saca casi 200 unidades en el coeficiente Elo, pero el qatarí de 37 años acumula cinco rayas de 5,5 posibles y venía de zarandear al genio ucraniano Vassily Ivanchuk (2769).

Ahora los cubanos ocupan el lugar 27 de la tabla general y se las verán hoy con el plantel de la Asociación Internacional de Ciegos (IBCA, por sus siglas en inglés).

Entre los resultados más llamativos en la versión masculina, el choque de trenes Rusia-Armenia terminó igualado y sin mucho desastre sobre la línea. Vladimir Kramnik (2797) había derrotado al gigante Levon Aronian (2816), pero Sergei Movsesian (2698) sometió a Alexander Grischuk (2763) y «el cuartito quedó igualito».

Los rusos dominan el escalafón de la lid (11 unidades), seguidos de armenios y azerbaijanos (propietarios de similar registro).

Un ratico arriba y otro abajo

En el puesto principal, la Gran Maestra Femenina (GMF) Sulennis Piña (2345), de negro, fue la única en dividir el punto en su duelo con la Maestra Internacional Femenina (MIF) Silvia Dalila Sotomayor (1885). Todo concluyó en 31 toques de un ataque Stonewall.

La GMF Oleiny Linares (2355) condujo las blancas y sepultó a Claudia Michelle Mencos (MIF y 2035) en 27 «cachetadas» de una Siciliana. La familia Mencos no estuvo precisamente de fiesta en Turquía, pues la menor de sus trebejistas, María Ester (1877 y sin norma de la FIDE), cedió con piezas claras frente a Maritza Arribas (2296) en 33 movidas de una Defensa Berlinesa.

Por su parte, Lisandra Llaudy (2264) finiquitó las acciones en 29 lances de una Caro-Kann, dejando fuera de combate a Wendy Yulissa Ortiz (1709).

Nuestras damas (2335), dueñas del sitial 43, chocarán hoy contra Belarús (2198) y deben salir airosas de este compromiso. En el apartado femenino lideran las rusas (11 puntos), escoltadas por polacas (igual acumulado) y chinas (10).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.