Oportunidades calvas

Este jueves comenzó oficialmente la primera de las seis etapas del Grand Prix de ajedrez programada en Londres

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Según Booker T. Washington (educador, orador, cohesionador y líder de la comunidad negra estadounidense), «la oportunidad es como un hombre calvo con un único parche de pelo en la frente. Tienes que asir ese pelo, aferrarte a la oportunidad mientras la tienes de cara, de otro modo estarías agarrando una calva resbaladiza».

Tal vez de ahí venga ese famoso refrán que tanto usamos los cubanos, quizá no, pero lo cierto es que los Grandes Maestros (GM) cubanos Leinier Domínguez (2725 Elo) y Lázaro Bruzón (2713) disputarán a partir de este mes sus compromisos más fuertes y tendrán que engancharse de ese único cabello para sacarle todo el jugo al magnífico momento que están viviendo, pues ambos ostentan los coeficientes más altos de sus carreras deportivas —el Elo en vivo del güinero asciende a 2734, después de su cosecha en la Olimpiada Mundial.

Como ya anunciamos, este jueves arrancó oficialmente la primera de las seis etapas del Grand Prix de ajedrez, programada en Londres y que rompe hostilidades hoy en la mañana con la ronda inicial. Nunca antes Domínguez tuvo la oportunidad de pugnar en un mismo evento con 16 contrincantes por encima de 2700, y ni siquiera sus incursiones en el Corus de Wijk aan Zee, o en los torneos de Linares y el M-Tel Másters de Sofía, superan la tormenta que se avecina.

Este es su primer, y quizá el único chance para discutir el título mundial, en poder del indio Viswanathan Anand (2780). Los dos mejores ubicados en la justa obtendrán cupos directos al Torneo de Retadores, instancia de la que saldrá un solo hombre a enfrentar al actual «papá» del juego ciencia, un hombre que se ha proclamado monarca compitiendo bajo tres modalidades distintas.

En el año 2000 Anand se ciñó la corona por el sistema knock-out, en 2007 por el «régimen» de liga a doble vuelta, y en 2008, 2010 y 2012 el «traqueteo» acaeció en un match directo. Digan lo que digan, este monstruo tiene estómago para digerir a unos cuantos aspirantes. Hay que ver si el Mozart del ajedrez moderno, el noruego Magnus Carlsen (21 años, 2843 Elo y puntero del ranking de la FIDE), acumula suficiente materia gris para destronar al Tigre de Madrás.

La hora de Bruzón

En tanto, Bruzón ya ve recompensas a su estabilidad. Puede que muchos me increpen por esta palabra ya que aún es muy temprano para hablar de constancia al máximo nivel, pero amén de criterios y conceptos, el tunero jugará la decimotercera edición del torneo Karpov, en Poikovsky, una ciudad que pertenece a la comunidad autónoma Okrug Ugra, en Rusia. La lid se disputará entre el 27 de septiembre y el 8 de octubre, con una nómina de respeto que promedia 2700 Elo.

En el gigante europeo reñirán el ucraniano Ruslan Ponomariov (2729), los rusos Dmitry Jakovenko (2724), Sergei Rublevsky (2693) y Alexander Motylev (2658), el polaco Radoslaw Wojtaszek (2713) y el moldavo Viktor Bologan (2712). También pondrán «mala cara» el inglés Nigel Short (2698), el chino Wang Yue (2691) y Alexander Onishuk (2672), representando a Estados Unidos.

¿Podrá nuestro muchacho salir intacto de semejante carnicería? Ya veremos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.