Hebreo ¿idioma Clásico?

Este viernes Israel venció a España 4-2 y Alemania descargó su furia sobre la República Checa con marcador de 16-1

Autor:

Raiko Martín

La fase clasificatoria del III Clásico Mundial sigue transcurriendo por los cauces esperados. El reclutamiento de jugadores probados en el béisbol profesional estadounidense ha rendido frutos para las aspiraciones del equipo de Israel, que en la ciudad floridana de Júpiter venció este viernes a España con pizarra de 4-2, para colocarse muy cerca de la fase final del torneo.

Una vez más fue el inicialista Nate Freiman el soporte ofensivo de los israelíes, al empujar todas las carreras de su equipo con dos cuadrangulares. El primero de ellos lo conectó con un hombre en circulación durante el sexto episodio frente al perdedor Richard Salazar, quien había «caminado» sin contratiempos hasta ese momento. El otro lo sufrió el relevista Iván Granados en el octavo episodio, y sirvió para sellar el importante triunfo.

Este fue el cuarto vuelacercas del prospecto de los Padres de San Diego, quien además archiva seis remolques en el torneo.

Desde la lomita se apuntó el triunfo el diestro Justin Schumer, quien espació seis imparables de los ibéricos durante cinco entradas y dos tercios de actuación, y una carrera sucia permitida. También hubo punto por juego salvado para el cerrador derecho Josh Zeid, quien encajó la otra anotación de los europeos en el inning del adiós.

Con este resultado el equipo que dirige el ex Grandes Ligas Brad Ausmus avanzó hacia el partido decisivo de este grupo eliminatorio, programado para mañana en el estadio Roger Dean frente al ganador del duelo de hoy entre la escuadra española y el equipo vencedor del enfrentamiento Sudáfrica-Francia que se celebraba al cierre.

Locales con buen pie

Tampoco en la urbe alemana de Regensburg se viven grandes sobresaltos tras dos fechas del certamen eliminatorio que acoge el Armin-Wolf Baseball Arena. Allí este viernes los anfitriones descargaron toda su furia sobre la representación de la República Checa, a la que «molieron» con un marcador de 16-1 en apenas seis entradas. Así, apareció el primer supernocaut de la justa.

Los germanos conectaron un total de 16 imparables y cometieron un error a la defensa. Luego de este resultado quedó establecido su enfrentamiento de hoy con la novena de Canadá, que había salido airosa también en su primera presentación. El partido de la jornada estará protagonizado por  checos y británicos.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.