Cocidos a la italiana - Deporte

Cocidos a la italiana

El trebejista italo-americano Fabiano Caruana va dominando con seis unidades la tabla general de la V Final de Maestros

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Con el merecido descanso intermedio de este miércoles en el Gran Prix de ajedrez, con asiento en Londres, aprovecho para traerles las buenas «nuevas» de la V Final de Maestros, competición que insta a halarse los pelos al más ecuánime de los espectadores, y en la que el joven y talentoso italiano Fabiano Caruana (2773 Elo) ha dado la sorpresa en las primeras rondas imponiéndose a dos «monstruos» de alcurnia.

Separados de los murmullos del público y de las impertinentes cámaras fotográficas, los trebejistas se cocinan los sesos dentro de una urna de cristal —justo como Blancanieves después de morder la manzana, pero sin bruja y con algo más de espacio—. Con esta habitación especial los organizadores no solo le garantizan privacidad a cada participante, sino que le añaden un innegable toque de glamour a la lid.

En Sao Paulo, Brasil, al bambino Caruana muy pocos lo pensaban en el papel de «loco sanguinario» —a lo Jack Nicholson en El resplandor—, sino como una de esas típicas víctimas inofensivas que esperan tranquilas por el navajazo, felices de cumplir su cometido para complacer a la audiencia.

Empero, la realidad fue otra, pues al cierre de esta edición y aún disputándose la tercera fecha competitiva, el italo-americano dominaba la tabla general con seis unidades, producto de dos impresionantes victorias. Primero «desguasó» con blancas al líder del escalafón universal, el noruego Magnus Carlsen (2843) y luego finiquitó con la exactitud de un reloj suizo al ruso Sergey Karjakin (2778).

Así las cosas, en el segundo puesto se ubica el vigente monarca y medallista dorado de la Olimpiada Mundial, el armenio Levon Aronian (2816 y segundo mejor anclado en el escalafón del orbe), merced a un triunfo y una tabla. Lo escolta muy de cerca el genio nórdico (tres rayas por una sonrisa y un desliz), quien se recuperó del golpe psicológico en la partida inaugural.

Después ancla el titular planetario, el indio Viswanathan Anand (2780 y sexto en el top ten), dueño de dos kilos. Francisco Vallejo (2697), de España, ocupa la quinta plaza (1 punto) y Karjakin hacía pucheros en el sótano sin nada recaudado.

La Final de Maestros se disputará, como en sus últimas ediciones, en dos partes por el sistema de liga, primero en la urbe sudamericana entre el 24 y 29 de septiembre y después en Bilbao, del 8 al 13 de octubre.

En la justa se aplica una vez más el sistema Bilbao de puntuación: tres unidades por encuentro ganado, uno por el empate y 0 por la derrota. Igualmente prima la regla Sofía, según la cual solo el árbitro tiene potestad para determinar si una partida es tablas, evitando los pactos entre jugadores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.