Nuevo corte a la preselección cubana de béisbol

Luego de varias jornadas de intensa preparación, el equipo que dirige los entrenamientos de la preselección de béisbol cubana rumbo al III Clásico Mundial rebajó a 41 la lista de aspirantes a participar en ese torneo

Autor:

Raiko Martín

Como se había anunciado, el de este viernes fue el último entrenamiento «masivo» de la preselección nacional de béisbol que tiene como objetivo primario realizar una gira de preparación por tierras asiáticas. Después de sudar a chorros la camiseta, varios de los 57 jugadores conocieron que no regresarán el próximo lunes en la noche para continuar la preparación, aunque partieron con la convicción de que no se le cerró la ventana del III Clásico Mundial pactado para marzo del año entrante.

El colectivo técnico que encabezan Víctor Mesa y el experimentado Jorge Fuentes tomó la decisión de seguir trabajando con un grupo de 41 peloteros, divididos en cuatro receptores, 13 jugadores de cuadro, siete jardineros y 17 lanzadores.

Así, continúan luchando un puesto detrás de home Ariel Pestano, Frank Camilo Morejón, Yulexis La Rosa y Yosvani Alarcón, mientras que la batalla en el cuadro está planteada por José Dariel Abreu, Yordanis Samón, Alexander Malleta, Juan Carlos Torriente, José Miguel Fernández, Dayán García, Erisbel Arruebarruena, Yordán Manduley, Roberto Carlos Ramírez, Luis Yander La O, Yulieski Gourriel, Yurisbel Gracial y Michel Enríquez.

Siguen con aspiraciones de hacer el grado en los jardines Alfredo Despaigne, Frederich Cepeda, Rusney Castillo, Guillermo Heredia, Alexei Bell, Yasmani Tomás y Ariel Sánchez.

Asimismo, los candidatos a formar parte del staff de lanzadores serán Yadier Pedroso, Odrisamer Despaigne, Dalier Hinojosa, Freddy Asiel Álvarez, Ismel Jiménez, Vladimir García, Norberto González, Pablo Millán Fernández, Darién Nuñez, Leandro Martínez, Yoanni Yera, Miguel Lahera, Alexander Rodríguez, Félix Fuentes, Yander Guevara, Erlys Casanova y Juan Carlos Viera.

Después del breve descanso, el grupo encarará una nueva fase de preparación que incluiría, entre los días 15 y 24 del mes en curso, de cinco a siete partidos entre dos equipos conformados por el colectivo técnico. Estos duelos, cuyo programa está por definir, serían a partir de las 8:00 p.m. con transmisión televisiva.

En la conferencia de prensa que sirvió para anunciar las 16 bajas de la preselección, la Dirección Nacional de Béisbol (DNB) informó que el cercano periplo preparatorio pasará solo por Taipei de China y Japón, con una base de entrenamiento programada en la primera nación, y  par de juegos pactados hasta ahora frente a equipos de cada país. También se conoció que serán 28 los jugadores elegidos para hacer el viaje, que tras la cancelación de las paradas en Italia y Corea del Sur debería comenzar en los primeros días de noviembre.

Clásico en el tintero

Toda vez que la participación en el III Clásico Mundial es el gran objetivo de la preparación de los mejores peloteros, las autoridades del béisbol cubano también dieron a conocer algunos detalles del torneo.

Así, se supo que la cifra de inscripción para el certamen fue fijada en 27 jugadores, listado que deberá ser entregado a los organizadores en los primeros días de diciembre, durante una reunión que se celebrará en la ciudad estadounidense de Nashville. No obstante, quedó aclarado que, según el reglamento, esta nómina preliminar podrá sufrir variaciones poco antes de que se lance la primera bola, por lo que ningún jugador queda descartado para incluirse en ella.

También los estatutos del torneo obligan a sus organizadores a asegurar a todas las selecciones participantes varios partidos de preparación previos frente a equipos de primer nivel, por lo que se planteará en dicha reunión la posibilidad de que el equipo cubano realice esos topes en la región asiática, teniendo en cuenta su ubicación en el grupo que tendrá por sede a Japón.

La serie sigue mutando

Poco a poco van quedando atados los cabos sueltos que quedaron tras el anuncio de la nueva estructura de la Serie Nacional, que iniciará su 52 edición el 25 de noviembre.

Para afinar su puntería en sus decisiones, la DNB tomó en cuenta algunos de los criterios que se generaron tras el primer anuncio, así como las opiniones de los directores provinciales y los managers que participarán en la venidera versión de nuestros clásicos nacionales.

Así, se decidió realizar una Liga de Desarrollo con 16 equipos —paralela a la segunda etapa de la Serie Nacional—, para que no queden «al pairo» los peloteros de los ocho equipos que no clasifiquen a la segunda fase y no sean elegibles para reforzar a los otros ocho elencos que pelearán por el banderín.

Eso quiere decir que las novenas eliminadas pasarán a defender los colores de sus provincias en esta Liga. En ella, los equipos clasificados estarán representados por un segundo elenco, conformado por jugadores de sus respectivas academias y los que sean sustituidos por los refuerzos.

Sobre el controversial tema de las adquisiciones, quedó establecido que serán obligatoriamente cinco por cada equipo —sin distinción regional—, elegidos de una «bolsa» de 40 jugadores designados por la DNB. Además, el ordenamiento del proceso de selección será de la siguiente forma: en una primera ronda comenzará «pidiendo» el octavo clasificado y terminará con el primero. La segunda se realizará en sentido inverso, y los privilegios de las tres restantes se sortearán.

Además, quedó revocada la decisión de borrar los resultados de la primera fase, por lo que se «arrastrarán» todos los desenlaces hacia la etapa conclusiva.

Otras determinaciones tomadas antes del inicio de la 52 Serie Nacional son que todas las nóminas de los equipos incluirán a 32 jugadores, que se utilizará en el torneo la pelota Mizuno 200, y que queda en 12 pulgadas la altura reglamentaria del box.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.