Un mar de por medio

Avileños y capitalinos chocarán entre martes y miércoles en la sala polivalente Giraldo Córdova Cardín, de Ciego de Ávila

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Mucho se ha dialogado y discutido sobre el famoso tema de la calidad de los equipos que pugnan por un título en determinados deportes a lo largo y ancho de Cuba. A estas alturas, salir con el viejo «teque» de: «es preferible una liga pequeña, corta, pero con nivel, antes que una serie larga y dispareja», más que aburrido sería inoportuno. Pero, ¿qué pasa si la competencia en cuestión presenta pocos planteles y la diferencia entre los dos primeros y el resto es abismalmente notable?

Como suponen no hablo de pelota, pues nuestro pasatiempo nacional entró en una etapa de experimentación similar a esa en la que añejos alquimistas buscaban la piedra filosofal. Y ya saben que hoy en día el oro no sale por tuberías ni surge de la transmutación de otros metales.

La presente edición de la Liga Superior de Baloncesto (LSB) recorre sus terceros encuentros particulares, y un clásico promete —como siempre— robar la atención de cada amante de los encestes. En efecto, avileños y capitalinos chocarán entre martes y miércoles en la sala polivalente Giraldo Córdova Cardín de esa provincia central, para aferrarse o soltar su condición de invictos (ambos con cuatro victorias) durante la campaña de 2012.

Pudiera ser el adelanto de la gran final del básquet cubano, y dispénsenme si no apuesto por los camagüeyanos, actuales subcampeones, pero la historia y el presente hablan clarito.

No es mi objetivo machacar sensibilidades y mucho menos atacar a nadie, solo plasmar una hipótesis —para nada nueva—: tanto azules como búfalos presentan un océano de ventaja con respecto a los seis equipos restantes. Sin embargo, todos conocen que en los papeles no es donde se gana. Hay que jugar y convencer, de lo contrario pudiéramos otorgar los lugares de acuerdo a las estadísticas y los nombres, sin necesidad de enfrentamientos.

Pero, volviendo a los pulsos de hoy y mañana, les cuento que pugnarán también Matanzas-Artemisa, Camagüey-Guantánamo y Villa Clara-Santiago de Cuba.

De los resultados más recientes destacan los dos triunfos de Ciego de Ávila sobre Villa Clara, con marcadores de 67-66 y 77-67. Igualmente se impuso Capitalinos a Guantánamo (88-66 y 83-53).

En tanto, Camagüey y Matanzas dividieron 88-76 y 70-79, mientras Santiago de Cuba derrotaba 103-96 a Artemisa.

Entre las damas también se vivieron emociones a granel, pues las espirituanas sonrieron 68-64 y 86-74 ante las villaclareñas, por lo que ahora tendrán enfrente a Capitalinas, victimarias de las guantanameras (88-66 y 83-53).

Santiagueras y pinareñas terminaron parejas sus compromisos después de partir el pastel 80-60 y 56-70, al tiempo que Camagüey hizo la tarea frente a Metropolitanas (62-54 y 63-53).

En la ronda venidera jugarán además Metropolitanas-Pinar del Río, Camagüey-Guantánamo y villaclareñas contra santiagueras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.